Una habitación simple y sencilla, mas bien fea, se puede convertir en un rincón adorable con tan sólo una buena idea y los materiales idóneos. No hace falta gastar muchos dinero ni comprar grandes escritorios que tendrán que montar los empleados de la empresa.

En el blog de Janny Pie nos da ideas de como transformar un escritorio en otro totalmente diferente, haciendo un gasto mínimo y reutilizando partes del mueble viejo. Esta la imagen de la habitación antes de la restauración.

Al margen de esta, Janny compró dos estanterías abiertas, con acceso por los dos lados, que serán la base del escritorio. Luegos las unió a través de dos travesaños que atonilló a las estructuras y encima colocó un tablero de la misma medida.

El tablero de la mesa vieja sirvió para completar el mueble creando una rinconera, y las patas son recicladas de otro mueble. Una vez creada la estructura y debidamente unida, solo hay que pintarlas y después dar una mano de barniz. El nuevo escritorio está listo y la habitación ya no parece la misma.

Vía: Pop Sugar

  • DORA

    QUE CREATIVO ESTA LUCE MUY BIEN… LE DA UN TOQUE VANGARDISTA

  • yuliana ramirez

    Me gustaron tus consejos, por favor hazmelos llegar por correo
    gracias
    Yuliana Ramírez.