El último diseño de Karim Rashid es una lámpara y su nombre es Trex. Aunque en esta ocasión no ha utilizado los colores vivos a los que nos tiene acostumbrados, si ha seguido su estilo habitual y ha creado esta lámpara en acrílico termoformado que se apoya en una columna vertebral de tres brazos.

El material empleado deja pasar la luz y las formas a través de su superficie y la base metálica plana permite al usuario montarlo tanto en la pared como en el techo, eligiendo así el lugar donde lo podemos utilizar.

Otra característica interesante de su diseño es que a pesar de tratarse de piezas individuales se pueden conectar entre sí, de forma que se puedan hacer formaciones diferentes y por tanto también lámparas más grandes, que ocupen incluso una pared.

Itre será la empresa que comercialice este diseño que además se vende con bombilla de 22 vatios y de 40, en función de la iluminación que queramos.

Más información: Itre

Vía:  Hometone