Estar rodeados de naturaleza te produce una sensación infinita de paz y tranquilidad, al menos a mi me lo produce, pero no siempre tenemos la oportunidad de hacer una escapada al campo, a la sierra, a la costa… Quizá por eso nos gusta tener plantas en casa, para hacerle un hueco a la naturaleza y la paz que nos transmite dentro de la rutina diaria y del ajetreo del día a día.

Sin embargo hay más formas de hacerlo que a través de plantas, al menos eso han pensado en la oficina de diseño Ayodhya, y por eso han creado una mesa con musgo en su interior, un jardín secreto bajo un cristal.

El resultado es muy bonito y también peculiar, pero yo me pregunto ¿será musgo natural? Imagino que deberá ser artificial porque sino habría que cambiarlo cada cierto tiempo y por tanto adaptar la mesa para poder hacer estos cambio, aunque parece ser que son musgos reales.

Vía: Veo verde