Cuando pretendemos realizar una remodelación en casa o cambiar la decoración de nuestro hogar, serán necesarios un par de truquitos o sugerencias si no queremos ver un agujero en el bolsillo. ¡Aprende a ahorrar en decoración!

Hay formas asequibles para ahorrar en la decoración de nuestro piso o vivienda. Hoy me gustaría proponer un par de sencillas soluciones para recortar gastos y hacer de nuestra estancia un lugar agradable.

decorar-y-ahorrar

Transformar una puerta convencional en una corredera o deslizante es mucho más sencillo de lo que parece. Este proceso permite ganar hasta 1,20 m2 con respecto a las puertas comunes.


Por un lado colocaremos, en la pared, un riel – con el doble de ancho de la puerta-; en la parte superior de la puerta colocaremos un sistema de ruedas, que se deslizarán por la guía.

Para aprovechar la puerta antigua retiraremos el cerco que tenía y se cubren las bisagras con una moldura; lijaremos esta zona de la puerta para quitar las marcas de las mismas.

El anterior picaporte podemos sustituirlo por un nuevo tirador y anularemos el mecanismo de apertura colocando una simple chapa.

Para ganar espacio en un pequeño servicio podemos cambiar la bañera por un plato de ducha. Hay empresas que pueden hacerlo en un solo día a precios no muy elevados. Es una opción sencilla que permitirá ganar metros y facilidad de movimientos.


Si en casa viven personas mayores será un modo más fácil de acceder a la ducha, incluso podemos ubicar, en su interior, un pequeño asiento para las mismas. Si agregamos a la ducha una mampara ganaremos en luminosidad y dará sensación de espacio.

Delimitar las zonas con biombos decorativos, o tabiques tipo Playdur –sin necesidad de obra- son formas de dividir una estancia, con elegancia, de forma asequible.