El turquesa es un color que despierta pasiones. Y es que, o lo adoras o lo odias.

Es un color fresco que siempre aporta a la estancia una pincelada juvenil. Un color, que independientemente del espacio en el que lo pongas, creará un ambiente alegre y con mucha vida.
Es un color que ha quedado a mitad de camino entre el azul y el verde. A veces con más influencia azul, a veces con más influencia verde. Es precisamente esta característica la que le otorga la serenidad propia del azul y a la vez de las características vigorizantes del color verde.

sala turquesa

Utilizado en la decoración de interiores, el color turquesa:
– Generosamente ofrece protagonismo al mobiliario y elementos decorativos en tonos marrones y colores neutrales.
– Combinado con azules más oscuros crea espacios decorativos con cierto aire “navy”.
– Ejerce de perfecto compañero combinado con rojos y rosados.
– Utilizado como color secundario en la decoración aportará un “toque” un tanto femenino y delicado.
– Prácticamente, permite ser combinado con cualquier color: amarillos, negros, blancos, naranjas, grises… La elección de los colores a combinar depende del estilo que se pretenda conseguir.

Son precisamente la gran cantidad de combinaciones, facilidades y alternativas que ofrece, lo que hace que el color turquesa sea perfecto para utilizarlo en cualquier espacio de la casa.

cocina turquesa

Por otro lado, el color turquesa es un color luminoso que a su vez potencia la luminosidad en cualquier estancia. Pero, a pesar de ser un color vivo y alegre, es capaz de inspirar y evocar la calma y la tranquilidad.
Al final, independientemente de la forma en la que se emplee en la decoración, siempre deja una agradable sensación de frecura e invita a la paz, la tranquilidad y el bienestar.

Este año 2010 la empresa Pantone lo ha elegido como el color del año. Quizás sea este el motivo por lo que ha estado muy presente en la decoración o quizás sea por méritos propios… Aunque, a pesar de que las modas pasan, parece que el color turquesa aún tiene mucho que decir.

turquesa y amarillo

Y tú, ¿te animas a decorar con el color turquesa? o ¿eres de las que lo odias?