A pesar de lo fuertemente criticada por sus detractores en todo el mundo, especialmente en Francia e Italia, la tradicional costumbre de decorar el jardín con un gnomo hace parte de nuestro imaginario colectivo y le da a este espacio un carácter infantil y divertido. Es cierto que es difícil encontrar uno de estos seres del norte con buen aspecto, en general un poco terrorífico y maléfico, como también lo es que luzca extraño tener esta figura, tan fuertemente asociada con los bosques europeos, en un jardín con rosas y vegetación mediterránea. En todo caso nuestros hijos agradecerán que lo plantemos y podríamos usarlo como iluminación (algunos también cumplen función de lámpara exterior).

gnomourbano

Existe, afortunadamente, otra alternativa para resolver esta situación de una forma más pacífica y que, además de permitirnos tener el deseado objeto entre nuestras plantas, no nos pone en contra de los detractores de la tradición y elimina el riesgo de ser acusados por lo vecinos por contaminación visual o por emisión de mensajes aterradores subliminales; la opción es poner un GNOMO URBANO de la casa de diseño VITAMIN LIVING. Están elaborados en cerámica vitrificada blanca, decorados con sugestivos y modernos diseños y miden 21 cm de altura. Son tan bellos que incluso están invitados a entrar en casa. Lo podemos ordenar en la página web www.vitaminliving.com