Estoy segura que las guías telefónicas es algo que no suele faltar en ninguna casa. Es uno de esos objetos que vamos acumulando un año tras otro  hasta que nos damos cuenta que las más viejas no nos sirven y decidimos tirarlas, eso sí, después de tenerlas guardando polvo durante 10 años.

En el blog Interiores hemos encontrado una forma para utilizarlas y darles un uso práctico, por ejemplo para guardar lápices, bolígrafos y demás objetos de papelería. Un práctico organizados con un poco de ingenio y muy pocos materiales.

organizador con guía telefónica

Materiales:

– Guía de teléfonos vieja

– cola

-tijeras

– un pincel

– un rollo de cartón (preferentemente papel higiénico)

– un pincel

– algo para cortar la guía (un cutter o una navaja).

Proceso:

Primero cortamos la guía por la mitad horizontalmente, separamos las hojas en 5 partes similares (podemos hacerlo más preciso contando la cantidad de hojas) y las vamos sosteniendo con clips para que no se desarmen los montoncitos.

Finalmente, sobre el lomo de la guía colocamos un lápiz y obligamos a ésta a “rodearlo”, transformándolo en un eje. Luego, utilizando un tubo de cartón enrollamos las secciones de hojas hasta hacer que su extremo toque el eje. Cuando quede formada esta especie de “flor”, pegamos los extremos entre ellos con cola y dejamos secar. Después lo podemos pintar del color que prefiramos aunque debemos tener en cuenta que vamos a pintar sobre papel así que habrá que elegir una pintura adecuada.

Vía: Interiores.com