Nest Chair es una silla con forma de nido gigante diseñado por Denis Belenko que nos transmite una cálida sensación de comodidad. Quizá el diseño hace que nuestra mente los asocie con una sensación de cercanía y calor, como la de un pollito que crece con sus hermanos y su madre, así como sentirnos en el seno materno.

sillon-nido

Está elaborado con fibra sintética, con cientos de filamentos entretejidos que hacen una forma curvilínea y aportan una gran comidad. Se completa con un asiento lleno de cojines acolchados en forma de huevo.

Perfecto para dormir una siesta y olvidarnos del mundanal ruido mientras nos acurrucamos esperando que alguna afanosa mamá nos traiga la comida. Lástima que tengamos que despertar del sueño.

Más información: Denis Belenko

Vía: Hometone