Los motivos gastronómicos también llegan a la decoración con una excusa clara en esta ocasión: ordenar tu mesa. Y te preguntarás ¿Cómo algo gastronómico va a ordenar mi mesa? No se trata de ninguna comida, sino más bien de un utensilio, exactamente de un tenedor.

Con él podremos recoger los cables que hay por el escritorio, ya que se apoya pinchado sobre una base, y a su alrededor podemos enrollar los cables como si de espaguetis se tratase.

Es una forma más de recoger las cables que tenemos por la mesa de nuestro escritorio, fruto de todos los gadgets y utensilios que utilizamos hoy en día.

Quizá la diferencia entre él y otro es que sus beneficios irán destinados a niños con necesidades, y uno de sus objetivos será distribuir comida a través de una organización internacional.

Más información: Lufdesign