Todos tenemos una opinión sobre Nueva York; nos atrae, nos crispa, o si ya la conocemos, nos encanta o no volveríamos jamás. Pero es innegable que en nuestro imaginario está situada, en un especial lugar, la ciudad americana por excelencia. Todos somos un poco NY, si entendemos que serlo es vivir en un mundo globalizado, diverso y, de una forma ordenada y programada, caótico. Así, que a favor de esta ciudadanía universal, tenemos derecho a rememorarla y a guardar, como lo hacemos con las postales de los sitios que visitamos, un recuerdo material y evocador.

newyork_bag

MUJI, la casa japonesa de diseño sin marca, tiene dentro de su selecto catálogo de productos el SET NUEVA YORK, que es en resumen una pequeña maqueta que recrea los edificios más representativos de la ciudad, algo de su tráfico ensordecedor y mucho de historia de la arquitectura moderna. Fabricados en madera y tinta, encontramos una miniatura de la escultura La Libertad Iluminando al Mundo –más conocida como la Estatua de la Libertad-, un pequeñísimo Museo Solomon R. Guggenheim, también un mini Edificio Chrysler –el emblematico rascacielos de estilo Art-Decó-, y el conjunto de los edificios llamados City Group Center. La preciosa factura y su precio nos hace pensar en poner a esta ciudad justo encima del televisor o del nuestro escritorio. Más información en la página www.muji.com

  • Daniel

    Estoy de acuerdo con Pilar, Nueva York es un estado mental. Ya compré los edificios y los tengo sobre la TV