Debo reconocerlo, a mi me parecen horrorosos, espeluznates, pero también reconozco que para gustos los colores y seguro que hay alguien que se atreva a poner estos “zombies decorativos” en el jardín de su casa.

Pueden suponer una alternativa a los típicos enanitos o figuritas de animales que decoran los exteriores del hogar y seguro que no pasarán desapercibidos ni dejarán a nadie indiferentes.

Miden 1 metro, aproximadamente, y pesan 6 kg y su precio es de 90 dólares. Se pueden adquirir a través de la página Design Toscano.

Vía: Coolest Gadgets