Alexander Mukomelov ha creado esta elegante bañera que ya de entrada nos produce un efecto relajante. Su forma, como dos pétales entrelazados, no invita a un baño relajante en su interior. Entonces descubrimos sus bondades tecnológicas y ya queremos hacernos con una de ellas.

En el interior de la bañera cuenta con un control remoto con el que podemos introducir en nuestro baño distintas esencias y aromas, con tan sólo darle a un botón. Desde el panel de control se puede regular los chorros de agua para dar un masaje, seleccionar música de ambiente y hacer que se liberen los aromas, el que más nos apetezca en cada momento.

Además en una pequeña pantalla se pueden seleccionar varias imágenes que veremos para complementar a nuestro relajante baño. Sin duda una experiencia para los sentidos que va un paso más allá en el mundo de la decoración y la domótica.

Vía: Freshome