No es que nadie se haya construido una casa en una concha, entre otras cosas porque sería imposible a no ser que existira un molusco de un tamaño descomunal provocado por los vertidos radiactivos al mar (oye, tal y como está la cosa nunca se sabe). Pero es caso es que no es así, sino que el estudio de archiquitectos Artechnic ha diseñado esta casa inspirándose en la forma de una concha.

Está ubicada en Japón, en los bosques de Karuizawa, y su estructura está formada por una doble elipse que comunica toda las partes de la casa. Está creada con hormigón reforzado y madera, para conservar las tradiciones japonesas, las paredes exteriores están formadas por cristales y las superficies exteriores son de madera, un material un poco delicado teniendo en cuenta que la casa está ubicada en el bosque y expuesta a todos los rigores climatológicos.

Vía: Freshome