Ay quién lleva los juegos de la niñez demasiado lejos y lo que un día pudo ser una casita en el árbol ahora se ha convertido en el árbol con la casa. Si no entendeís lo que quiero decir mirad las siguiente imágenes.

Se trata de una casa entera, con dos plantas, habitaciones, baño, cocina….. montada en un árbol, que por otro lado tiene que ser bastante resistente.

Las ramas atraviesan todas y cada una de las habitaciones, así que esto si que se puede llamar decoración con inspiración natural.

Vía: Damn Cool Pics