Una absoluta sensación de relajación es lo que me invade cuando veo esta ducha. Se trata de una cortina de ducha empotrada en el techo llamado Rainsky.

ducha-empotrada-techo

Ha sido creada por Dornbranch para la empresa Gunni & Trentino y tiene un toque absolutamente minimalista ya que de ella solo vemos la placa del techo de donde procede el agua. Contiene un termostato XTool con el que podemos regular la intensidad del agua, del aroma o de la luz para crear una atmósfera única con la que evadirnos del mundo mientras tomamos una ducha. Un auténtico placer para los sentidos.

Más información: Gunni & Trentino