Muchas veces os hemos hablado de la importancia del color en la decoración y es que este es un aspecto muy importante que afecta también a nuestro ánimo. Si lo aplicamos a la forma de vestir, cuando estamos animados solemos vestir con colores más alegres, mientras que sin un día nos levantamos con el pie izquierdo tendemos a vestirnos con tonos más apagados. No es algo consciente, simplemente lo hacemos porque nuestro subconsciente nos lo manda en ese momento.

Algo similar sucede con esta curiosa lámpara, pero en vez de hacer caso a nuestro estado de ánimo, ésta se adapta al ambiente que reina en la habitación en ese momento. Se trata de una lámpara que ilumina por abajo (la luz que ilumina la estancia) y por arriba (reflejandose en el techo).

La luz que emite hacia arriba cambia de color en función del ambiente, por ejemplo si estamos sentados, con la luz apagada y viendo la televisión la luz será azul y en el extremo opuesto, cuando haya mucho ruido o jaleo en la casa (como en una fiesta) se pondrá de color rojo, digamos que es un “indicador de ruido”.

De esta forma decora y ambienta la estancia en función de nuestras necesidades. Es un diseño de un joven creador llamado Ronald y por los comentarios que vemos en su página personal parece que ha gustado bastante a los consumidores.

Vía: Hometone