Con el paso de los últimos 10 años, o poco más, hemos asistido como participantes principales del gran cambió que el desarrollo tecnológico provocó en la vidas de los habituales televidentes del mundo entero. Sin entrar a hablar del avance de la ciencia y la técnica, se puede decir que el corriente ciudadano fue mayoritariamente afectado por los cambios en los medios de comunicación.

La aparición de los teléfonos móviles, ridículos por su precio e incomodidad iniciales, sembró en el imaginario de todos la posibilidad de comunicarse individual, directa e ilimitadamente, desde cualquier lugar del mundo, con cualquier persona, a cualquier hora. Los límites horarios empezaron a tambalear, como las fronteras del idioma. Entre el reconocimiento de lo lejano, y de su cercanía, aparecieron sofisticados aparatos, diferentes a la teléfono, que permitían al común y corriente realizar video llamadas a sus seres queridos, y verlos en vivo al otro lado del mundo. Ahora no resulta romántico pensar en ver el amanecer en París estando en México DF, es solo asunto de agendar una cita, ponerse enfrente del ordenador y pasarse un poco de la hora de dormir.

Imagen 15

La señal de televisión, las emisoras y los periódicos on-line, inicialmente rechazados por parecer indeseables, se tomaron la vida diaria de los ciudadanos y ahora, no solo no pensamos en la vida sin móvil, sino que lo usamos además como televisor portátil, reproductor de música, agenda, cámara fotográfica, grabadora de audio…

Todavía podemos comprar un mueble para el televisor pero tendremos que tener en cuenta que el aparato no es ni de cerca parecido al de nuestros padres y que necesita un diseño acorde a su nueva forma. La estantería WIND, diseñada por el estudio DESING DZ, sirve para colgar televisores de plasma y mide 110 x 60 x 152 cm. Tiene su columna estructural construida en aluminio, su base es de acero inoxidable, los estantes en vidrio termo formado y la parte principal, que sostiene el electrodoméstico, en madera contrachapada. Una pieza que nunca antes hubieramos imaginado es exactamente lo que ahora necesitamos en casa.

Mayor información en la página Web http://www.studiodesign-dz.com/