A través de Apartament Therapy hemos conocido una forma práctica, económica y sencilla de crear nuestra propia pérgola (o toldo) para el patio o jardín.

No hace falta despalzarte a una tienda de decoración o a una gran superficie para comprarlo, solo tendrás que ir a una tienda de bricolaje y adquirir cuatros postes de la misma medida. En casa podrás encontrar cualquier sábana, si es blanca y lisa mejor, y si es estampada cuidado con la elección.

Con estas dos cosas vamos a crear nuestra pérgola: clavamos los palos en la tierra y atamos los picos de las sábanas a la parte de arriba. Para evitar que se nos destruya el invento, podemos hacer una pequeños agujeros en la sábana para evitar que venga una ráfaga de aire y lo lleve por delante.

También se me ocurre que si no tienes tierra donde clavar los palos, también se pueden utilizar las pesadas bases de las sombrillas.

Vía: Apartament Therapy