En el mercado encontraremos diferentes utensilios de repostería, seguramente disfrutas teniendo una gran variedad dentro de tu cocina, más si pensamos que cada uno de ello tiene una función diferente. Hoy te brindaremos una pequeña guía con mucha información para que la elección sea más simple.

Utensilios de hojalata fuertemente

Este tipo de material es usado normalmente para la confección de los distintos moldes de repostería. Están compuestos de acero terminado con un recubrimiento de estaño, así se evitará que el acero se oxide.

Utensilios de cocina
Fuente: Daniellco

Este tipo de hojalata se calienta de manera homogénea y rápida. Lamentablemente con el paso del tiempo y del uso la capa de estaño se va perdiendo y la pieza termina oxidándose. Siempre es conveniente elegir una hojalata que sea fuerte para que no se abolle o se doble. Si vas a elegir moldes o utensilios de este material lo mejor siempre es lavarlos a mano y secarlos rápidamente para evitar su oxidación.

Utensilios de aluminio

Se trata de un material que es un excelente transmisor de calor, un material muy usado y muy económico. La desventaja es que no se puede usar con todos los alimentos, por ejemplo tiene una mala reacción con los alimentos ácidos, como el tomate, los que podrán adquirir un sabor algo metálico. No se trata de un metal demasiado duro, por esa razón puede terminar abollándose. No se puede colocar en lavavajillas.

Utensilios de aluminio anodizado

Si bien tiene las mismas características térmicas que el aluminio cuenta con un tratamiento electroquímico que cambia su superficie exterior. La misma se vuelve más dura y no reacciona frente a los alimentos ácidos. El material tiene la ventaja de no oxidarse, además no solo es antiadherente sino que resiste los arañazos. Es aconsejable elegir productos de calidad, con un buen peso y un grosor aceptable, así no se deformará ni se torcerá.