A veces nuestra mente nos juega malas pasadas a la hora de decorar y escoger los muebles para cada habitación, y pensando que tenemos más espacio podemos llegar a escoger modelos que no encajan del todo, que quedan demasiado pequeños o que ocupan más espacio del que deberían, por eso es muy importante tener claras las medidas antes de asegurar la compra.

cinta-carrocero

Una buena forma de hacerlo es marcando su silueta en el suelo con cinta de carrocero, que no deja marcas y se puede quitar con facilidad.  Una vez que tengamos escogidos los muebles y tengamos las medidas exactas, las trasladamos al suelo y marcamos exactamente dónde irían. Sería recomendable dejar un poco más de espacio del que ocuparían ya que luego la ropa de cama, fundas, etc… pueden aumentar un poco el tamaño.

Haciendo esto nos haremos una idea muy aproximada de la distribución, de los espacios que quedan libros, si podremos poner escritorios, mesitas o cómodas, etc…  no vaya a ser que después de haber pagado nos demos un susto.