Un estante de pared es una de las mejores soluciones que existen para decorar una estancia, al tiempo que la mantenemos en orden. Aquí tienes algunas buenísimas ideas para decorar con estantes.

decorar con estantes madera clara car mobel
Fuente: Car Möbel

En la decoración de la casa existen muchos elementos que no solo cumplen una función ornamental, sino que también resultan prácticos y nos hacen la vida más fácil. Vamos, que no solo decoran sino que, además, son útiles y sirven para algo. Es el caso, entre otros muchos objetos, de los estantes de pared.

Me refiero a esas pequeñas estanterías (de uno, dos o tres estantes normalmente), voladas o no, que suelen ponerse en pequeños rincones para usos concretos. La palabra estantería, aunque podría estar bien aplicada, siempre me recuerda a muebles más grandes, con más baldas y mayor capacidad de almacenaje. De lo que quiero hablarte hoy es de otro tipo de soluciones: los estantes livianos que llenan una pared demasiado vacía al tiempo que sirven para mantener ordenado el espacio. Entre sus muchas ventajas, ocupan poco, son económicos y fáciles de instalar.

Para decorar con estantes, mantén el orden

decorar con estantes escuadras doradas
Fuente: Tessuti

Pero, como muchas grandes ideas, esta también tiene su pero… Instalar un estante en la pared, ya sea en el salón, en cualquier dormitorio o, incluso, en el baño, puede convertirse en una buena forma de animar el espacio, de dotarlo de belleza. Pero también puede ser un desastre si tenemos el estante lleno de cosas, abigarrado y en desorden.

decorar con estantes de esquina
Fuente: Down that Little Lane

Un estante demasiado lleno o en el que hemos dejado de cualquier manera cosas que es mejor no enseñar, es una verdadera aberración desde el punto de vista decorativo. Por eso, si quieres aprovechar esta idea para poner un toque diferente en esa pared que tienes demasiado vacía, recuerda que has de mantener siempre el orden, si no quieres que este recurso se vuelva en tu contra.

Apuesta por la sencillez

decorar con estantes gris ligera
Fuente: Idyll Home

Dentro de las muchas opciones decorativas que ponen a tu alcance los estantes de pared, puedes optar por ideas más sencillas o más sofisticadas y originales. Los espacios pequeños ganan con soluciones sobrias como pueden ser estantes del mismo color de la pared, o baldas voladas sin escuadras que las sujeten (aunque esto depende del peso que tengan que soportar).

decorar con estantes redonda
Fuente: Down that Little Lane

En espacios más amplios la estantería se convierte en una forma de decorar y las opciones pueden ser infinitas.

 

decorar con estantes monopatin
Fuente: Down that Little Lane

Hay estanterías redondas, otras que están pintadas en colores intensos y otras que aprovechan objetos diversos para reciclarlos a modo de estantes. Es el caso de esta original estantería hecha con un monopatín viejo. Un par de escuadras y ¡listo! Ya tienes un estante genial para el cuarto de tus hijos.

 

decorar con estantes car mobel madera
Fuente: Car Möbel

Los materiales, y sobre todo los acabados, son todo un mundo. La madera es la estrella indiscutible en cuestión de estantes, pero presenta múltiples opciones: al natural, pintada de colores, envejecida, etc.

¿Cómo instalarlos?

decorar con estantes erizo
Fuente: Spin Collective

A la hora de instalar los estantes en la pared existen varias formas de hacerlo en función del peso que vayan a tener que soportar. Para empezar, te cuento un par de cosas sobre el tamaño de los estantes, que también depende del espacio disponible que tengas en la pared. Si quieres un estante que decore y que sirva para objetos pequeños no tiene que medir más de 20 cm de fondo. Si es para libros, de 20 a 22 cm y si quieres ordenar en él cajas y objetos más grandes puede tener hasta 30 cm de fondo. Más sería excesivo.

En cuanto a la forma de instalación, los más decorativos y modernos son los estantes volados: aquellos en los que el sistema de sujeción queda oculto. Sin embargo, solo sirven para poner cosas que pesen muy poco, ya que de lo contrario se caerían. Puedes sujetar a la pared una barra de hierro que lleve soldadas varias varillas de forma perpendicular. El estante lleva unos agujeros en el canto que queda oculto (en la pared) donde se insertan las varillas de la barra. Después se atornilla.

Sin pretendes usar el estante para sostener cosas de más peso, ya no te sirve la opción de las baldas voladas, pues no los soportan. Tendrás que instalar estantes sujetos por escuadras. Estas pueden ser con forma de L o ángulo recto o con forma de triángulo (más reforzadas).

decorar con estantes car mobel turquesa
Fuente: Car Möbel

Tendrás que poner más escuadras cuanto más largo sea el estante (más o menos una por cada 80 cm). Si la balda ha de soportar mucho peso, puedes colocar escuadras invertidas: van fijadas a la pared y tiran del estante para sostenerlo. Otra cosa que hay que tener en cuenta es elegir bien el taco de fijación, según el peso que tenga que soportar y el tipo de pared donde lo queramos fijar.

¿Te gustan estas ideas para mantener el orden en casa? ¿Cuál es tu favorita?