A pesar de que es muy difícil decorar una sala de estar cuando no tienes mucho espacio para trabajar en casa, puedes cambiar la estrechez de una sala pequeña y transformarla en un espacio acogedor y atractivo. 

5 pasos sencillos para decorar una pequeña sala de estar.

1) Utiliza una iluminación suficiente y brillante con el fin de crear un ambiente confortable. Puedes utilizar la iluminación de pared dramática que se considera como la mejor para iluminar los espacios pequeños. Para ello, es necesario utilizar apliques de pared y otros accesorios decorativos.

2) En lugar de colocar muchas piezas pequeñas de muebles, selecciona menos piezas pero más grandes. Muebles, como sillas decorativas sin brazos, bancos bajos, otomanas, y dos piezas de servicio como bancos de almacenamiento que pueden ser muy útiles en una pequeña sala de estar.

3) Coloca los muebles de tal manera que no bloqueen las puertas y ventanas. Trata de abrir al máximo el espacio y dejar el mayor porcentaje de suelo a la vista.

4)Siempre mantén la sala de estar ordenada. Cuantas más cosas vayas añadiendo, y más aún si están descolocadas, le dará sensación de desaliño, desorden y empequeñecerá el espacio.

5) Por último, ten en cuenta que también se pueden decorar las  paredes y las mesas con objetos grandes. Puede colgar una pieza única y grande en la pared o se puede colocar uno o dos detalles en una mesa para decorar la estancia.

Lo más importante en la decoración de la sala de estar es tener en cuenta que cuento más simple es siempre mejor. Mantén el menor número de cosas posibles, recuerda que menos es más las cosas que menos y conseguirás una sala de estar atractiva y acogedora.