Las alfombras, las cortinas y otros elementos de decoración nos ayudan a mantener la calidez en nuestro hogar durante el invierno desde un punto de vista estético. Sin embargo, la sensación de frío es difícil de eliminar si no es con un buen sistema de calefacción que temple la temperatura en el hogar ¡sin que nos haga temblar con la llegada de la tan temida factura! Ahorrar en el consumo de gas es posible, y precisamente de ello os vamos a hablar hoy.

Porque no olvidemos que no todo en el hogar se reduce a una cuestión estética, en el ambiente también influye la temperatura, el olor, la humedad, la luminosidad, y otros factores de los que tanto nos gusta hablar en Decoración 2.0.

interior design scene with a radiator

Hay quien prefiere otros sistemas de calefacción como los eléctricos. Yo, personalmente, tras años “pasando frío” he tenido mi diciembre y enero más caliente en muchos años por haberme cambiado a una casa con calefacción de gas. Y lo que es mejor… ¡no me he asustado con la factura! Mi sorpresa fue ver como un piso, con unos 20 m² más de superficie y más antiguo, es más económico de calentar con gas que uno más pequeño, con 4 años desde su construcción y calefacción eléctrica.

Pero al margen de los dilemas y preferencias, de lo que hoy te vamos a hablar es de los pequeños trucos que podemos aplicar para ahorrar en la calefacción en general, y en el consumo de gas en particular. ¡Toma nota!

Aislamiento de las ventanas

Si tienes unas ventanas antiguas donde el frío y el calor se cuelan como “Pedro por su casa”, ya ha llegado la hora de cambiarlas. La inversión en la reforma la amortizarás en pocos años gracias al ahorro en tus facturas de gas.

No obstante, en caso de que te quieras lanzar ya mismo a hacer la reforma de las ventanas, yo que tu me esperaría a que comenzase a hacer mejor tiempo pues es una obra que lleva su tiempo y durante la que puedes pasar mucho más frío.

En lo que te decides a cambiar las ventanas o esperas a que venga el buen tiempo para hacerlo, puedes aplicar el truco de proteger tu hogar del frío por menos de 1 euro con papel burbuja. 

Plástico de burbujas

Cuidar los radiadores

Limpiar el polvo de los radiadores y evitar poner cosas cerca que obstruya el paso del aire caliente como por ejemplo la ropa mojada, son algunas de las prácticas a tener en cuenta a la hora de cuidar nuestros radiadores.

Hay elementos como los embellecedores de radiadores, muy utilizados también para evitar el contacto directo cuando hay niños pequeños en casa, que podemos eliminarlos cuando no sean necesarios para que el calor sea más directo y eficiente.

Asimismo, purgar los radiadores para limpiar el aire interior a principios del invierno hará que funcionen mucho mejor y evitarás problemas con ellos durante la época del año más fría.

Blue room with modern radiator

Calderas eficientes

¿Sabías que con una caldera eficiente puedes ahorrar hasta un 30% de tu consumo, y por tanto, de tu factura de gas? Por ejemplo, con la Solución Integral Caldera que ha lanzado Endesa puedes tener, desde 1,75€ al día (con IVA incluido) durante 5 años tu nueva caldera con gastos de mantenimiento, averías, instalación, termostato digital inalámbrico y garantía incluidos. Para más información puedes consultar la web Solucionesinterfralesendesa.com

La temperatura idónea

La temperatura de la calefacción ha de ser entre 18 y 21ºC durante el día, no más. Muchas personas suben la calefacción a 25º lo que les permite estar en una temperatura muy cómoda pero difícilmente adaptable a los contrastes con el exterior, algo fatal que propicia todo tipo de resfriados en esta época del año.

También es recomendable apagarla durante los momentos en los que no estamos en casa y durante la noche. 

Lo ideal es contar con un programador que nos permita hacer esto de forma automatizada para que por la mañana, cuando nos despertemos, la casa esté al la temperatura deseada, y por la noche, también se apague de forma gradual en el momento en el que nos dormimos.

Stanza con termosifone

Subir y bajar las persianas en el momento adecuado

Muchas veces nos olvidamos de que, incluso en invierno… ¡brilla el sol! Por semana quizás sea complicado con los horarios laborales disfrutar del sol que entra por la ventana de tu casa, pero aún así, es importante que todos los días se aproveche la luz natural para calentar nuestro hogar.

Por las mañanas, abrir las ventanas durante 5 minutos nos permitirá levantar las persianas y ventilar el hogar. Eso sí… ¡solo 5 minutos!

Cuando puedas estar en casa durante todo el día, podrás ver como ciertas ventanas, especialmente las orientadas al sur, irradian calor y permiten calentar la estancia. Eso si, a partir de las 6 de la tarde, más vale volver a bajar las persianas pues la temperatura disminuye y a través de las ventanas entrará más frío si las persianas estás subidas.

Brown living room with staircase

 

 POST PATR

  • Villamandos

    Puede ser realmente importante tener además unos suelos de madera que permitan retener el calor.

    Un saludo y gracias por el artículo que es realmente interesante.