¡A decorar el baño!

La cocina ha sido durante mucho tiempo una de las salas o de los espacios de la casa más ocupada y dónde se pasaba más tiempo, pero desde hace un tiempo esa tendencia está cambiando. La sala de baño se ha convertido en una pieza esencial en una casa. Y como tal, requiere una decoración específica y especial.

Parte de esta nueva importancia del baño se debe a la llegada al mercado de servicios que hacen que podamos relajarnos y olvidarnos del estrés diario. Estamos hablando de bañeras jacuzzi, de duchas hidromasaje, etc. En definitiva, que cada día se nota más la evolución en el mobiliario y en la decoración de esta sala. Actualmente, las líneas son más estéticas, existe una mezcla de materiales, etc.

Para empezar, debemos tener muy en cuenta el volumen y el espacio del que disponemos. Debemos saber la forma del baño, si es rectangular, cuadrado, dónde tiene el radiador, la bañera, etc. Además, hay que tener bien claro el uso que le vamos a dar. Si vamos a poner una gran bañera o una hidromasaje, entre otros accesorios.

Muy importante es el revestimiento de paredes y suelos. Debemos utilizar materiales que resistan la humedad que esa habitación va a tener y que nos duren mucho tiempo.

El problema de la electricidad también hay que tenerla muy presente. Y la ventilación de la sala. Los materiales de los muebles. El baño es mucho más complejo que muchas otras salas de nuestra casa.

A la hora de contratar un diseñador, es importante que veamos algunas fotos de sus trabajos anteriores para poder comprobar si su estilo concuerda con el nuestro.