Las flores son un elemento decorativo perfecto en muchas ocasiones y que nos ofrece muchas ventajas: poseen un gran poder decorativo, se adaptan a cualquier estilo de decoración, además de decorar perfuman la estancia o el espacio en el que se encuentran, etc. Sin embargo, presentan un problema, suponen un elemento decorativo a corto plazo que hay que cambiar o renovar comúnmente. Lo cierto es que este es un inconveniente que no vamos a poder solucionar, lo que sí podemos hacer es alargar la vida de nuestras flores. Para ello bastará con que conozcas algunos “truquitos”.

alargar la vida de flores - tulipanesSi eres de las que les encanta dar un toque de color a la decoración con flores y disfrutar del aroma que ofrecen dentro de tu hogar, es conveniente que tengas en cuenta estos consejos de conservación para las flores ya cortadas. La vida de tus flores se prolongará y disfrutarás durante más tiempo de ellas.

  • Coloca las flores en agua lo más pronto posible. Si tus flores las sueles cortar de tu propio jardín, llévalas directamente al jarrón o recipiente en el que las piensas dejar. Si sueles comprarlas, es importante que no las mantengas demasiado tiempo sin agua.
  • Si cortas tú misma la flores, haz siempre un corte en diagonal. El corte diagonal facilitará la absorción de agua del tallo.
  • Si las flores se las compras habitualmente a algún jardín o conocido, no dudes en hacerle saber que quieres un corte diagonal en el tallo. Esto ayudará a prolongar la vida de la flor.
  • Algo que normalmente hacemos por inercia para facilitar la colocación en el recipiente es quitar las hojas que el tallo pueda tener en la parte inferior. Este es otro detalle que ayudará a tus flores a vivir durante más tiempo.
  • Los especialistas recomiendan cortar las flores siempre por la mañana, bien temprano o durante las últimas horas de la tarde.
  • Existe un “remedio” casero muy efectivo que prolonga la vida de las flores cortadas. Se trata de agregar a 4 litros de agua tibia 2 cucharadas de vinagre y 3 cucharadas de azúcar y mezclarlo todo muy bien. Una vez bien mezclado y diluidos todos los componentes se puede utilizar el agua para preparar diferentes arreglos florales.
  • Si decoras con jarrones o recipientes de cristal transparente y quieres crear un arreglo original y diferente puedes aplicar este otro remedio: Pon en el recipiente el agua y las flores ya cortadas y luego añade al agua limones partidos por la mitad o en rodajas. El ácido del limón neutralizará las bacterias que aparecen en el agua y las flores se mantendrán frescas durante más tiempo.