Si te apetece decorar con los colores que más te gusten, adelante! Muchas son las personas que no se atreven a dar el paso con colores vivos y vibrantes. La costumbre de ofrecer, a este espacio, colores más sobrios o clásicos hace que tonos más saturados se dejen, en ocasiones, de lado.


El truco es utilizarlos con equilibrio, sin excedernos. Pues de lo contrario saturaremos el ambiente. Para pintar nuestra cocina y decorarla del color que más nos guste, deberemos tener en cuenta el mobiliario de la estancia, color y dimensiones.

Si queremos buscar el equilibrio perfecto, utilizaremos partes con colores neutros como el gris, el blanco, el crema o un perla. De esta forma lograremos ese balance buscado. Piensa que el tanto por ciento de los tonos más fuertes no pasará de un 30%.

Podemos aplicar, tonos fuertes, a las paredes, muebles en general, mayólicas, artículos y objetos decorativas, al menaje de cocina, ornamentos… etc.

Por otro lado también podemos cobinar más de un color fuerte. Piensa que lo ideal serán colores que se complementen entre sí, buscaremos un contraste agradable.

Podemos combinar un tono neutral en las paredes y otro más vivo para manijas de puertas, ollas o algunos electrodomésticos… decora como tú quieras decorar.

  • Leah

    donde puedo encontrar esta cocina azul? que empresa la ha configurado?