Hoy os propongo optimizar el espacio utilizando las puertas correderas. Particularmente me encantan este tipo de soluciones tanto para espacios reducidos, como para lugares grandes. Creo que es una fantástica opción que, incluso, las podemos hacer nosotros mismos si se nos da bien el bricolaje.

Las puerta correderas son relativamente fáciles de montar, aunque siempre puedes acudir a un profesional… de hecho lo recomiendo si no sueles hacer este tipo de trabajo. En el mercado puedes encontrar muchos tipos de puertas correderas diferentes, optimizar tu espacio no es tan complicado.

Las hay más caras, más baratas y con sistemas de montajes diferentes. Algunos sistemas van insertados en la zona de arriba, la que está más pegada al techo… mientras que otras puertas lo tienen en la parte inferior, en el suelo.

optimizar el espacio con puertas correderas

Puedes encontrar este tipo de puertas en diferentes materiales y colores distintos, escoge aquellos que vengan mejor para tus necesidades y que sean fáciles de limpiar.  Ajustate al presupuesto que tengas y piensa que en lo que te vas a ahorrar de espacio es mejor que pagues un poco más por una de estas puertas que luego los quebraderos de cabeza de no tener espacio para moverte.

Introducir unas puertas correderas harán que tengas más lugar para añadir muebles y complementos que te ayuden a organizar el espacio, por lo que habrá menos cosas por en medio y todo estará mucho más recogido. Puedes tener este tipo de puertas para optimizar los espacios como el baño, el salón, la cocina o incluso los dormitorios.

optimizar el espacio

Cuando escojas la puerta que más te guste, procura que un experto las ponga en tu hogar. A la larga verás no solo lo bien que quedan, sino que te ayuda a disponer de mucho más espacio… además evitarás los típicos portazos de aire y que el cristal pueda romperse con las corrientes. Olvidarás eso de poner una silla o algo para que la puerta no se cierre ¿Qué os parecen este tipo de puertas?

foto: zubujkteamhomemissions