Hoy por hoy, lo suyo es sacarle el máximo partido a las casa, especialmente si la casa no es demasiado grande…

Muchas veces quedan pequeños rincones desaprovechados. Rincones que a priori pueden parecer no muy útiles y que resulta un tanto complicado decorarlos. Sin embargo, es precisamente en ese tipo de espacios donde debes poner todo tu empeño, ya que con un poquito de imaginacón y creatividad se podría convertir en un espacio útil, cómodo y práctico.

espacios pequeños

Se me ocurre, por ejemplo, los típicos pasillos estrechos que acaban con una ventana al fondo… Una forma ideal de sacarle partido a la luz que entra por esa ventana es creando un pequeño rincón de lectura. Y para ello no hace falta desarrollar ni integrar una complicada decoración, una simple colchoneta en el suelo, algunos cojines y una repisa estrecha en la que colocar tus libros y revistas preferidos será suficiente.

Echa un vistazo general y comienza a enumerar todos esos rincones que están un tanto vacíos y que podrían ofrecer mucho más a la decoración con algunos cambios. Cualquier espacio es válido: en la cocina, en el pasillo o cualquier otra zona de paso, en el dormitorio…

Aprovechar este tipo de rincones pequeños permite la posibilidad de crear nuevos ambientes que pueden llegar a ser muy útiles en el hogar y a los que por falta de espacio no se les puede otorgar toda una habitación o espacio mayor.

¿Aceptas el desafío? Entonces ponte ya manos a la obra y comienza a transformar tu hogar…