Los textiles como alfombras, servilletas, cortinas, cojines… o en este caso, los manteles son telón que dan paso a la decoración Navideña. Todos estos detalles cobran importancia en esta época del año, brindando alegría a los más allegados.

De esta manera te invitamos a confeccionar tus propios manteles para la Navidad. Aquí te dejamos una idea que puedes utilizar como inspiración, ajustando las medidas y patrones a tus necesidades.

Los diseños podemos transferirlo con el uso de la técnica de estarcidos o trazarlos nosotros mismos. También podemos utilizar, para la decoración del mantel, algunas plantillas de figurillas navideñas y motivos de estas fechas tan especiales.

Los materiales básicos que utilizaremos son un mantel comprado o tela de donde realizar uno. Basta con cortar la tela, de las dimensiones que nos interese según la superficie y realizarle un dobladillo -para un mantel sencillo- luego resta proceder a su decoración.

También podemos hacerno con uno comprado y añadir algunos motivos navideños. Sea como sea, además necesitaremos individuales, un camino para la mesa o quizás algo de tela para manteles con dobladillos cosidos a inglete en las esquinas.

Por otro lado necesitaremos pintura para tela y pinceles. Si quieres realizarlo de manera similar, solo tendremos que recortar un rectangulo de tela -de las medidas que quieras- realizar sus correspondientes dobladillos y añadirle un vivo. Después solo resta pintar la tela con las pinturas específicas, a mano alzada o con ayuda de una plantilla.

También podemos transferir o calcar algunas imagenes y luego pintarlas… por otro lado, si sabes bordar, puedes añadir otro motivos navideños!