cocinaconisla

Los armarios de cocina, además de constituir un elemento decorativo y embellecedor, han de ser esencialmente funcionales, ayudándonos a mantener nuestra cocina siempre en orden y limpia.

Una gran parte de los utensilios que tenemos en la cocina los usamos con poca frecuencia.  Por ello es importante que los sepamos ubicar dentro de los armarios de cocina, dejando siempre más a mano aquellos que realmente utilicemos frecuentemente.

Utensilios de cocina

Las tablas de cocina es mejor que las utilicemos de plástico y pesadas.  Al ser pesadas son más seguras y poderosas, ventaja que se une al hecho de que las tablas de plástico son más higiénicas que las de madera, al presentar estas últimas numerosos poros.

Respecto a los cuchillos, deben tener en cuenta que con muy pocos a mano nos es suficiente.  Así, nos bastará tener a mano un pelador, una puntilla y un cuchillo cebollero.  Este último, al ser más grande nos servirá para cortar y trocear.

Una mandolina con varias cuchillas nos será de una gran utilidad.  Suelen ser baratas, apenas ocupan espacio y cortan de todo de forma muy rápida.

Una báscula y un batidor manual de metal y rallador también deben ser utensilios de uso frecuente y deben estar cerca de nosotros o al menos a mano.

Organizando los armarios

En primer lugar debemos tener en cuenta que todo lo que guardemos al fondo del cajón no lo usaremos por lo que es muy importante que tengamos todos los utensilios de la forma más accesible posible.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que debemos optar por tener colgado todo lo que podamos.  Aquellos utensilios que puedan ir colgados no ocuparán espacio ni en la encimera ni en los cajones y siempre estarán disponibles.

Respecto a aquellos utensilios como la tostadora y otros que usemos a diario, es mejor no guardarlos y dejarlos ordenados en la propia encimera.  Pero solo aquello que utilicemos a diario.