La lampara ARQ ha sido diseñada por Potemine Ilia para Beplushave, como un extraño concepto que cocha a la vista pero al mismo tiempo resulta atrayente. Sus materiales no son los típicos que se utilizan para una lámpara ya que está compuesta de madera y cañerías de pvc.

La base es un taco de madera simplemente cortado y apenas tratado para que no tenga aristas ni espinas que se puedan clavar, y el cuerpo de la lámpara está compuesto por cañerías de pvc que culminan en la bombilla final que ilumina la estancia.

La intención del diseñador era unir dos materiales que a priori no tienen nada que ver, que nunca suelen ir unidos y que no tienen función por sí mismos, sino que forman parte de un conjunto mayor. Sin duda una creación extraña pero muy original.

Vía: Design Milk