Sean rayas, cuadros o cualquier otra figura la que se use para decorar una pared donde se sitúan las escaleras, hay que tomar en cuenta que esta área debe de estar con una superficie perfectamente lisa, ya que las figuras que ahí se plasmen, en caso de que no esté lisa la pared, en dichas figuras se acentuaran las imperfecciones.

La pintura decorativa es una técnica relativamente sencilla para personalizar un muro, pero también se puede recurrir a acabados más complejos como los deslavados.

Antes de hacer un trabajo de ese tipo, hay que tomar en cuenta factores técnicos como la altura, extensión y la textura de la pared donde se planea trabajar, para así con todos estos aspectos revisados  poder estimar la manera en que se aplicaran las diversas capas de pintura.

Así con todos los consejos sobre los implementos que tú mismo puedes aplicar en tus escaleras te podemos decir que estos tipos de acabados funcionan muy bien y además no es exagerado ni cansado a la vista.

Recuerda que siempre te puedes apoyar del uso de una base de pintura neutra, ya que gracias a ellas las combinaciones con demás complementos para las mismas son muchísimas.

Compartir