Es cierto que cada vez es más costoso contar con un espacio amplio en la ciudad y que es injusto que nuestros hijos pequeños tengan que crecer en un ambiente repleto de elementos que les quitan libertad de movimiento. También es cierto que nos resulta más cómodo vivir en el centro mismo y que no lo queremos dejar porque ha sido allí donde hemos vivido toda la vida y realmente valoramos estar cerca de su empuje. Así que el dilema es cómo lograr que nuestro pequeño espacio esté más despejado y además, cómo divertir a nuestros chicos en un lugar tan reducido.

A continuación una historia y una solución:

scirocco

El diseñador británico BEN WILSON fue llamado por los el ESTUDIO SIROCCCO para crear un objeto modular inspirado en nuevo modelo de amueblamiento que incluyera muchas funciones en una sola y tuviera en cuenta a los hijos pequeños de familias numerosas, llenos de energía y acompañados de muchos otros enanos. El objeto a lograr fue que pudiera tener un uso en la vida diaria del hogar o la oficina, ademas de divertir.

El resultado del ejercicio fue la creación de cuatro unidades móviles que pueden ser agrupadas entre sí en muchas formas, configurando espacios dinámicos, o también pueden usarse unitariamente con la misma variedad de opciones.

El módulo básico tiene varias funciones como la de mesa, silla, estante y coche de carrera, para los chicos: su parte más alta es plana, mide 90 cm como una mesa y sirve perfectamente para prestar este servicio, su parte más baja hace ángulo con un espaldar y crea una silla; la tabla de la mesa puede girarse y permite guardar en su interior. La unidad fue además inspirada para que los niños pudieran usarla como un coche de carreras, tiene puertas laterales que abren igual que la de un auto regular, maletero y ventanillas.

Más información en la página Web http://www.benwilsondesign.co.uk/