Afortunadamente la vida siempre tiene un nuevo reto para nosotros y no estaremos siempre tratando de amoblar pequeños espacios con poco presupuesto. En alguna ocasión, si somos buenos administradores de nosotros mismos e invertimos en confort, tendremos la posibilidad de solucionar otro tipo de situaciones, como las que nos plantean los grandes espacios interiores.

Resulta muy sencillo pensar en seleccionar los mismos muebles que usamos en casa en un tamaño extralargo, pero no lo es en la realidad, a no ser que queramos sentir que los que hemos cambiado de escala somos nosotros. La posibilidad de utilizar más espacio no nos obliga a hacerlo, de hecho, lo mejor de las grandes extensiones es dejarlas libres y poder transitarlas con soltura.

Imagen 4

Un elemento fundamental para amueblar un salón de tamaño considerable es la mesa de centro, resulta fundamental que sea extensa, aunque no es necesario que sea masiva. Para tener en cuenta por su acertado diseño es la mesa de café PARQUERY, una de las más elegantes, bellas y perfectas en su fabricación que podemos encontrar actualmente en el mercado.

Es un objeto especial para ambientes especiales. En primera medida, su tamaño considerable nos hace suponer un salón enorme, propio de una casa en las afueras de la ciudad, de un loft de la zona industrial o de un palacio inglés. También cuenta con el atractivo, que no muchos saben valorar, de su fabricación en parquét; compuesto de inmejorables piezas de cedro, roble, además de el discreto detalle del lacado satinado azul y negro en alguna de sus franjas (que pordrían ser también rojas o naranjas, según pedido). Un artículo para conservar toda la vida y que con el tiempo se volverá más bello, ¿que más queremos leer?

Su parte más ancha mide 115 cm, lo que nos afirma que son de gran envergadura los cafés que se sirvan en esta mesa, y su altura es de 28 cm. Mayor información en la página Web www.leebroom.com