A través de los años la decoración de las cocinas han cambiado y mucho, estos cambios se basan en los nuevos estilos y también en los nuevos materiales con los que se cuentan para cambiar el ambiente. En un principio los azulejos para cocina sólo venían en colores blancos, grandes, mates que cuando se colocaban en las paredes no generaban ningún cambio.

En la actualidad se pueden conseguir una gran variedad de azulejos que se diferencian en los colores y en las texturas, que son mucho más elaboradas. Gracias a su colocación ayudan a cambiar por completo una decoración A los azulejos les podemos agregar vinilos y papeles pintados para darle un efecto aún más impactante.

Azulejos para cocina
Fuente: Richardoyork

Si te pones a observar fotos de cocinas modernas verás como los tonos intensos en azulejos cobraron un gran protagonismo, los colores más usados son el rojo, verde, naranja. La gran cantidad de colores pueden brindar una sensación de amplitud o estrechez si no se usan los apropiados. Es importante no saturar con muchos colores si el espacio disponible es acotado y si no se tiene la posibilidad de aprovechas la luz natural Si tienes poca luz lo mejor será usar tonos claros, especialmente el blanco.

Recuerda lo importante que es combinar los tonos de los azulejos con los muebles y las encimeras. Normalmente se aconseja lograr una combinación que sea monocromática y clásica, lo que se adaptará a la mayoría de los muebles. Otra alternativa es dividir la superficie en la que se colocarán los azulejos en dos o tras partes y en cada una de ellas usar algún material o tono diferente.

Ten presente que si vas a combinar diferentes materiales usar gresite con acabado metálico ayudarán a darle a la cocina un acabado más luminoso, podrás conseguirlo en diferentes tamaños, colores, basándote en tu gustos y la decoración que hayas elegido para el resto del ambiente.