Al parecer soy del tipo de persona que necesita trabajar bajo presión para tener buenos resultados, es una lástima porque no deja las mejores impresiones y porque me da mucho estrés al final cuando al parecer, no llego, pero llego –aunque un poco apaleado y pensando en que lo hubiera hecho mejor. También me he dado cuenta de que puedo controlarlo y de cómo, o por lo menos qué aspectos producen en mi una mejora. Tres cosas principalmente: tener un equipo de trabajo con el que quiera compartir mi vida; creer en lo que hago y que ese equipo también lo haga, y estar de tareas hasta los moños.

Así todo va perfecto para mí, me gusta darlo todo durante el día pero ver los resultados al día siguiente, aunque sea una simple felicitación de un compañero o del jefe. Sin un amigo, sin un objeto, me resulta muy difícil realizar bien las tareas. Entonces prefiero trabajar desde casa y disfrutar de la flexibilidad en tiempos que da el  trabajar todo el día, sin parar, como se hace cuando no tienes oficina.

Hace poco conocí el trabajo del estudio de diseño británico PARK STREET INTERIORS, especialistas en arquitectura interior, efímera, amoblamiento y ambientación. Es notable que entre ellos son muy amigos y tienen muy claro lo que quieren, porque su propuesta resulta muy apetecible. Por ejemplo la oficina de la fotografía es totalmente correcta y espaciosa, perfecta adaptarla a nuestros estilos de vida. Mayor información en la página Web http://www.parkstreetinteriors.co.uk