A veces los baños de las casas o pisos son tan pequeños que pensamos que no podremos poner todos los utensilios que necesitamos. El bidé es uno de los primeros perjudicados porque en caso de no haber espacio es lo primero que eliminamos. El inhodoro, el lavabo y la bañera o ducha son los elementos imprescindibles por lo que lo demás puede desaparecer, los armarios los podemos poner el cualquier espacio que nos quede a menudo colgados de la pared si no hay centímetros de los que disponer.

Pero dentro de estos elementos pensamos: si no tengo espacio para la bañera tendré que poner una ducha. Adiós a los baños relajantes con sales y aceites aromáticos. Nos bañamos muy de vez en cuando, cierto, pero muy de vez en cuando nos apetece, y cuando no lo tenemos lo echamos muchos de menos. Pero a día de hoy el diseño nos ofrece soluciones para todo, incluso para lo que no pensamos que hay solución. Por eso en el mismo lugar del lavabo puede ir instalada una bañera. ¿Cómo? Mirad a continuación.

Se trata de un lavabo que bajo su estructura esconde una bañera, desarrollado por la empresa Whirlpool. Su nombre es “Sub-Tub” de Baíta Design, en español “sub-bañera” o bañera escondida.

Podemos tenerla en cualquiera de las dos posiciones pero a diario lo que más utilizamos es el lavabo con lo que lo coherente sería mostrar el lavabo y cuando sea necesario un baño levantarlo y dejar ver la bañera.

Está fabricado en un duradero y transparente policarbonato, con un espejo y grifería cromada junto con la pantalla OLED que se ve al descubrir la bañera y en la que podemos poner la imágenes que nosotros queramos.  También incorpora un sistema de amortiguado para subir y bajar la unidad de lavado con total suavidad, todo lo que tenemos que hacer es levantarlo despacio y él solo se irá encajando perfectamente en el espejo y los estantes.

Más información: Baita Design