Claves para ser más feliz en casa durante la cuarentena

La difícil situación que estamos viviendo por la pandemia del Covid-19, nos llena de preocupación y ansiedad. A continuación te mostramos cómo sentirte más ser feliz y relajado en casa durante la cuarentena.

Cómo convertir tu casa en un espacio acogedor y lleno de energía positiva

Fuente: nonsprecare

Nuestro hogar es nuestro refugio privado donde descansamos, nos relajamos y en estos días también teletrabajamos. En la cuarentena se ha convertido en nuestro espacio para todo. Es importante convertir nuestra casa en un espacio cálido, acogedor que nos cargue de energía positiva en estos momento tan difíciles y tristes que se están viviendo.

Para mejorar tu estado de ánimo déjate guiar por  el Feng Shui y la filosofía hygge o lagon, o la aromaterapia,…. Te ayudarán a transformar tu casa para convertirla en el mejor lugar para ser más feliz durante la cuarentena. ¡Si cuidas de tu casa, tu casa cuidará de tipo!

Renueva tu casa según el Feng Shui

Fuente:

La filosofía ancestral china Feng Shui te ayudará a equilibras y armonizar el flujo de energía de tu casa para que te proporcione una ambiente más relajado y armonioso. El confinamiento en nuestro hogar por el coronavirus nos brinda la oportunidad de dedicarle más horas para organizarlo y renovarlo.

El bienestar que provoca el orden y la limpieza repercute de manera positiva en nuestro estado de ánimo.

Deshazte de todo lo que no necesitas y haz limpieza a fondo para que la energía fluya de manera adecuada.

Feng Shui significa “Viento y Agua” y su filosofía se basa en el Chi o flujo de energía vital cuya circulación propicia salud, vida armoniosa y prosperidad.


Fuente: pinterest

Para crear un buen ambiente donde la energía fluya de manera positiva debes contar con luz natural, buena ventilación y plantas. De esta manera fluirá la energía de manera positiva.

El Feng Shui recomienda la utilización de tejidos naturales y de materiales nobles como la madera.

Una buena iluminación tanto natural como artificial aportará energía y activará el “Chi”. Combina la iluminación ambiental con luces puntuales.

Fuente: el mueble

Las plantas son muy importantes en esta filosofía china, llena tu casa de plantas y flores en esta época primaveral. ¡Conseguirán dar alegría y vida a tus espacios!

Tal vez te interese: Todo lo que debes saber para introducirte en el mundo del Feng Shui.

Claves de la decoración hygge

Fuente: pinterest

Esta filosofía danesa apuesta por los pequeños placeres que se asocian con un hogar acogedor, cómodo, donde poder relajarse y ser feliz. Esta actitud hyyge propicia cuidar a las personas que te importan. Es una actitud relajada ante la vida y tomarse las cosas con calma.

En estos momentos de confinamiento por el Covid -19 es una buena filosofía de vida para sentirnos más felices en casa. Rodéate de elementos que te aporten bienestar, paz y relax.

 Lagom: espacios equilibrados

Fuente: pinterest

Esta filosofía procedente de Suecia y propone transformar la casa en un espacio equilibrado donde prime la sencillez, simplicidad y los pequeños placeres de la vida.

El término “lagom” se traduce “como ni demasiado, ni poco, lo justo”. Este concepto está integrado en la mentalidad de los suecos y tiene origen vikingo. Se practica una forma de vida sencilla y hacen un esfuerzo por mantener las casas funcionales prácticas y hermosas.

Existe una la ley lagom esencial: no acumular elementos innecesarios. Si te deshaces de cosas que ya no utilizas, tu casa parecerá más ordenada y limpia.

Fuente: pinterest

Se apuesta por ambientes despejados que aprovechan al máximo la luz natural, los colores suaves y claros (blanco, gris suaves, tonos tierra) Aunque también puedes encontrar piezas en azul, verde, naranja o amarillo. Los países nórdicos están muy concertados con la naturaleza y apuesta por los materiales y tejidos naturales.

Puede interesarte: 5 claves para disfrutar de una decoración muy hygge en casa.

El poder de la aromaterapia

Fuente: la mente es maravillosa

La aromaterapia es una terapia natural que utiliza aceites esenciales de plantas aromáticas, hojas, semillas, cortezas, flores y frutas…Que tienen muchos años de antigüedad y que nos ayudarán a relajarnos y a sentirnos más a gusto en casa.

Los aceites naturales tienen funciones antiinfecciosas muy potentes que son adecuadas para tratar enfermedades o infecciones internas. Algunos nos ayudan a sentirnos mejor anímicamente. Se pueden administrar por vía tópica (a través de la piel), Vía oral, que es recomendable para tratar infecciones internas, digestivas, depurativas. Vía inhalatoria por medio de difusores para tratar problemas respiratorias y para la relajación.

Fuente: pinterest

Para crear una atmósfera relajante en tu hogar puede servirte de difusores, spray y velas, que aromatizan el ambiente. Otras opciones: añadir unas gotas en la bañera antes de darte un baño, En la almohada antes de irte a dormir.

¿Qué te han parecido estas claves para crear ambientes relajantes y sentirte más feliz en tu casa? Crea un entorno acogedor y lleno de energía positiva para pasar estos días de cuarentena.

Qué tipos de limpiafondos existen y cómo funcionan

0

Tener el agua de la piscina impecable es fundamental si quieres disfrutar de un buen chapuzón cuando el buen tiempo y el sol aprieten. Qué limpiafondos comprar es la primera cuestión que debes acordar si, en efecto, quieres que toda la piscina esté limpia, ya que es la herramienta esencial para limpiar los fondos de esta y que siempre estén en el mejor estado.

 

Pero, para saber eso, antes es necesario conocer los tipos de limpiafondos que hay disponibles y, por supuesto, cómo se usan. Son dos cuestiones esenciales y muy básicas que muchos desconocen cuando van a comprar un modelo que tienen entre ceja y ceja. ¿El resultado de no estar informado? Una compra errónea. Aunque no te preocupes, porque eso no te va a pasar a ti.

¿Qué tipos de limpiafondos hay?

Existen varios tipos de limpiafondos en el mercado. Desde los modelos más manuales hasta aquellos que no necesitan ni depuradora ni bombas externas para funcionar. Vamos a repasar las principales opciones y, de paso, vamos a ver también cómo se usan y cómo funcionan. Así, podrás ver cuál encaja mejor con tu piscina.

Limpiafondos hidráulico de aspiración

El modelo más tradicional de limpiafondos, y también el más económico. Los limpiafondos hidráulicos de aspiración aprovechan la capacidad de succión de los skimmers de la depuradora para aspirar la suciedad del fondo de la piscina. Para ello, se debe conectar su conducto a estos skimmers, de forma que así se convierten en una especie de aspiradora para piscinas.

Se pueden usar tanto con piscinas de obra como con piscinas desmontables, en cuyo caso se procede con ellos de igual forma: conexión a la depuradora y a trabajar como buen limpiafondos manual que es. Son muy fáciles de manejar, como también muy variados. Puedes encontrar muchos modelos diferentes, aunque todos se caracterizan por contar con un cabezal, un mango extensible y la manguera de succión que se conecta a los skimmers.

Limpiafondos hidráulico por presión

Los limpiafondos hidráulicos por presión funcionan, tal y como su nombre indica, gracias a la bomba de agua de la propia piscina. Esta debe conectarse al aparato para que pueda comenzar a trabajar de forma prácticamente autónoma. Cuentan con filtros propios, por lo que no dañan tanto a los filtros de la depuradora a la que tienen que conectarse, aunque a veces es necesario el uso de una bomba adicional para que funcionen correctamente.

Hay muchos modelos distintos, y los mejores cuentan con una pequeña cola que sirve para levantar la suciedad más fina del suelo, mientras que la cabeza se encarga de levantar la más dura y densa. Este tipo de limpiafondos es aconsejable sobre todo en piscinas con una gran concentración de suciedad en los suelos, y que no tengan superficies rugosas. Desafortunadamente, no son demasiado buenos para las paredes.

Limpiafondos automático eléctrico

El modelo más caro a la hora de la compra, pero también el más barato a la larga. Los limpiafondos automáticos y eléctricos funcionan por cuenta propia, tanto, que no necesitan siquiera conectarse al sistema de bombeo o de filtrado de la depuradora. Tienen sus propios motores tanto para el desplazamiento como para la limpieza.

La inversión inicial puede ser más costosa que con otros modelos, pero son una muy buena compra, dado que no afectan para nada al sistema de la propia piscina. Su uso es muy sencillo. Se encienden y se introducen en la piscina para que comiencen a trabajar y, una vez terminado el ciclo de limpieza, se sacan. Así de fácil, y sin necesidad de moverlos manualmente como los otros modelos.

¿Puedo limpiar una piscina sin limpiafondos?

Por supuesto, siempre tienes la posibilidad de limpiar el suelo de tu piscina sin contar con un limpiafondos, de hecho, es algo que se suele hacer sin esta herramienta cuando se piensa en limpiar las paredes interiores. Existen métodos, aunque no son ni tan eficientes, ni tan sencillos, ni tan cómodos como lo que ofrecen estos aparatos.

Lo mejor que puedes hacer si quieres limpiar tu piscina sin limpiafondos es hacerte con un cepillo de goma y un rastrillo también de ese mismo material. Con ellos podrás, por una parte, quitar la arena o los restos de algas de suelo y paredes mientras que, con el rastrillo, puedes retirar los restos sólidos de mayor tamaño.

Eso se debe combinar con el uso de alguna red para retirar dichos restos, como también con una depuradora con unos filtros bien limpios. Si levantas la suciedad del fondo, sea tierra, polvo o arena, y dejas que el sistema de limpieza se encargue de absorberlo todo del agua, podrás limpiar también los suelos.

Es un método algo más laborioso y mucho menos práctico y rápido que usar un limpiafondos; pero, sin duda, es algo que funciona perfectamente si buscas alguna otra opción.

Mejorar el sueño en tiempos de confinamiento

La tranquilidad es fundamental a la hora de afrontar la crisis sanitaria del Covid-19, así como mejorar el sueño en tiempos de confinamiento. Si organizas el dormitorio de manera que ayude a la relajación y sigues estos consejos, tendrás un descanso de calidad.

Mejorar el sueño, dormir
Fuente: Ikea

Pasamos mucho tiempo en casa y nuestros horarios y rutinas se han visto alterados por completo. Compartimos con toda la familia todas las horas del día y estamos sometidos al estrés cotidiano que supone llevar bien no salir a la calle.

El dormitorio es en estos momentos, más que ningún otro, nuestro espacio para el relax: mejorar el sueño es el primer objetivo para conseguir un equilibrio en el día a día.

Para mejorar el sueño, mejora el dormitorio

Es importante que el espacio en el que duermes ofrezca unas condiciones óptimas de temperatura, luz, y ruido. Y por ahí es preciso empezar. La Sociedad Española del Sueño recomienda que la habitación esté entre los 18 y 21ºC, para que haya una relación directa entre la temperatura de nuestro cuerpo y la del ambiente.

Mejorar el sueño
Fuente: pixabay

La oscuridad es fundamental durante la noche, y por eso hay que utilizar lámparas de luz indirecta, que propicien un entorno agradable e íntimo, y que se pueden regular en intensidad.

Mejorar el sueño, cabecero cama
Fuente: pixabay

El ruido es uno de los mayores problemas para conciliar el sueño. Minimízalo al máximo aislando las paredes y el suelo, e instala ventanas con doble cristal y cámara aislante. La decoración también pued mitigar los sonidos fuertes y los impactos: prueba a colocar un cabecero acolchado, cubre el suelo con alfombras, instala cortinas en vez de visillos, etc.

Espacio despejado y en orden

Si quieres que el lugar donde descansas sea un reducto de paz, procura que esté limpio y ordenado: no lo llenes de muebles y evita poner muchos objetos decorativos sobre ellos y colgados de las paredes. Deja que el aire fluya.

Para mejorar el sueño, no acumules ropa, zapatos, bolsos, libros… encima de las sillas o en el perchero de la puerta, ya que el desorden no permite que la mente se relaje.

dormitorio, habitación, madera
Fuente: pixabay

Colores suaves o neutros

Puede gustarte mucho el color rojo, pero recuerda: estimula el sistema nervioso y activa el organismo. Los colores intensos alteran los ritmos cardiacos, por lo que el dormitorio no es el espacio que debas decorar con este color.

Echa mano de los neutros y los claros -blanco, arena, tostado, gris- en esta habitación de la casa y también de otros tonos suaves, como pasteles o empolvados. Son calmantes y envolventes, perfectos para mejorar el sueño y dejar que tu mente se serene.

Ropa natural de cama

Sábanas, colchas y edredones tienen más importancia de la que crees para dormir bien. Es fundamental elegir tejidos naturales para la cama, que favorezcan la termorregulación, con el fin de alcanzar una temperatura ideal: nada de pasar frío o de sudar más de lo necesario.

También en todo el dormitorio los textiles deberían ser de fibras como el algodón, el lino, etc., ya que no producen electricidad estática y favorecen la transpiración.

Colchón y almohadas ergonómicas

Estos dos elementos son el quid de la cuestion, si de mejorar el sueño se trata. Hay un abanico enorme de colchones y de almohadas, que están fabricados con distintos materiales: muelles, viscoelástica, látex, etc., y con distintos grados de firmeza. Cada diseño debe adaptarse a las características del usuario.

Para acertar en la elección, hay que tener en cuenta diferentes factores como el peso, la postura en la cama a la hora de dormir, si ésta se comparte o no… Por eso no hay normas generales, excepto la de que ha de ser un colchón y una almohada ergonómicos, que se adapten al cuerpo, y preferiblemente de dureza media.

colchón, dormitorio
Fuente: senttix

Olvídate del ordenador o el móvil

El dormitorio no es un espacio multifunción, sino un lugar para el descanso. Esto quiere decir que para mejorar el sueño se debe desconectar de todo tipo de estímulo. Es muy habitual que nos llevemos el teléfono móvil a la habitación, o que utilicemos la tableta para enterarnos de las noticias, ver una película, un vídeo…

Pero esto es un gran error, pues según la Sociedad Española del Sueño, la luz de los aparatos y los notificaciones vibratorias emitidas provocan un estado de alerta que influye en el sistema nervioso. ¿Lo mejor? Dejar todos estos dispositivos apagados y lejos de la cama, al menos un par de horas antes de acostarnos. En resumen, desconectar.

ordenador, cama, tableta
Fuente: pixabay

Mejorar el sueño, y más en épocas de incertidumbre, tienen mucho que ver con nuestros hábitos cotidianos. Si mantienes unas rutinas saludables -acostarte y levantarte a horas similiares a las que lo haces en circunstancias normales, si potencias el contraste entre las actividades del día y el reposo, y adaptas tu dormitorio a ese espacio de calma que necesitas, verás como dormir bien y de forma reparadora es mucho más fácil.

7 hábitos de higiene en el hogar para toda la familia

0

Aunque el día a día parezca que no da más de sí, hay rutinas la mar de saludables que no conviene que desatendamos. Llevar una correcta alimentación o proponerte la realización de ejercicio de forma constante, serán determinantes para tu bienestar físico y mental. Al mismo tiempo, unos hábitos de higiene en el hogar interiorizados por todos y cada uno de los miembros de la familia, serán esenciales para un correcto estado de salud, bienestar y confort en nuestro espacio más íntimo y personal. Así que por el bien de todos y abarcando este último punto, te proponemos unos consejos que no debes desatender para mantener a raya tu casa día tras día. ¡No pierdas detalle que comenzamos!

habitos de higiene en el hogar
Fuente: Libertad Integral

La ventilación como un básico diario

Renovar el aire en todas y cada una de las estancias de casa es un básico del que no puedes olvidarte. El simple gesto de abrir las ventanas unos diez minutos por estancia, permite que el aire del interior se oxigene, se regula la humedad ambiental, reducimos las partículas en suspensión del espacio y si además permitimos que el sol penetre en ellas, contribuiremos a la eliminación de esos microorganismos en suspensión que tan bien eliminan los rayos ultravioleta.

habitos de higiene saludable en casa VIII
Fuente: Arquitectura&Diseño

Los zapatos en la puerta de casa

¿Sabes que en un sólo día tus zapatos pueden llegar a recoger más de 400.000 bacterias y que muchas de ellas son directas responsables de enfermedades gastrointestinales, pulmonares y oculares? Un buen lavado del calzado reduce su presencia casi en un 90 por ciento, pero lo cierto es que no tendemos a lavar nuestro zapatos tan a menudo. Así que el simple gesto de dejarlos en la entrada de casa, facilita mucho las cosas. Haz la prueba unos días si no terminas de tenerlo claro. Tu suelo se ensuciará mucho menos, tus alfombras precisarán de un menor mantenimiento y todo ello afectará directamente a una ganancia de tiempo y dinero. ¿Necesitas aún más motivos para incorporar esta medida en casa?

habitos de higiene saludable en casa II
Fuente: La Vanguardia

La cocina al día

Vigilar la higiene del lugar donde cocinamos es vital para mantener la salubridad del ambiente así como de todo lo que nos llevamos a la boca. Gestos como el de lavarte las manos antes de manipular nada en ella, limpiar tu tabla de corte siempre justo después de usarla, tira la basura regularmente, limpiar el fregadero a diario, no descuidar la limpieza del frigorífico y mantener la grasa a raya serán determinantes. Quitagrasas y productos como el amoniaco o el vinagre de limpieza te ayudarán a conseguirlo. Además, renovar paños y trapos de cocina con mucha regularidad y frecuencia será del mismo modo esencial. Y es que la proliferación de bacterias y malos olores es lo último que queremos en casa ¿verdad?

habitos de higiene saludable en casa III
Fuente: Sanytol

Hábitos de higiene en el hogar: Ojo con los baños

Son las estancias de casa más sensibles a la proliferación de hongos y bacterias. Más allá del inodoro (el principal foco de crecimiento de todos ellos), una correcta ventilación será indispensable en lugares donde se acumula tanta humedad. Si además se trata de un baño interior, presta especial atención a la renovación de las toallas.

habitos de higiene saludable en casa IV
Fuente: Fotocasa

Dormitorios: Especial atención con los textiles

No subestimes la importancia de la ventilación natural en los dormitorios. De buena mañana y antes de hacer la cama, abre la ventana unos quince minutos. Deja que el aire y el sol inunden cada rincón del espacio. Además y en condiciones normales, lava la ropa de cama una vez por semana. Las mayores concentraciones de ácaros y polvo se encuentran en ella, así que cuanto más caliente sea el agua del lavado, mejor que mejor para acabar con todos ellos.

habitos de higiene saludable en casa V
Fuente: Mi Decoración

El suelo a raya

Sobre todo si cuentas con distintos materiales o elementos en él, habrás de prestarle una atención especial. Barrerlo o mejor aspirarlo (con más razón aún si tienes alfombras) serán hábitos de higiene en el hogar completamente primordiales. Ya ni te cuento si tienes niños, mascotas, ¡o la dos cosas a la vez!

habitos de higiene saludable en casa
Fuente: El país de Sarah

Mantén limpias las patitas de tu mascota

Entre unos hábitos de higiene en el hogar, la de tu perro influirá en ella directamente. Hay que pensar que nuestros peludines no salen a la calle con zapatos, así que extremar la higiene en sus patitas al volver a casa será del mismo modo determinante. La rutina de limpiárselas con una toallita húmeda con jabón neutro puede ser más que suficiente.

habitos de higiene en el hogar
Fuente: Mama contra corriente

Como ves, estos hábitos de higiene en el hogar son tan sencillos de interiorizar y aplicar por parte de toda la familia que casi podréis ponerlos en práctica sin daros cuenta. Préstales especial atención al principio e incorpóralos en tu día a día. La salud y el de los tuyos lo notarán.

Jardinería fácil en casa, ¡disfruta y relájate!

Algunas tareas de jardinería fácil ayudan (y mucho) a sobrellevar el confinamiento a causa del Covid19. Con las plantas no solo se introduce un trocito de la naturaleza en la casa; además, el trabajo de plantarlas, abonarlas y cuidarlas resulta de lo más terapéutico. ¡Pon manos a la obra!

jardinería fácil
Fuente: Pixabay

Tanto si vas a tener plantas de interior como si dispones de una terraza, un balcón o un pequeño jardín, puedes iniciarte en el mundo de la jardinería fácil con variedades que sean fuertes y no tengan ncesidades especiales.

En general, es importante que gocen de luz natural, pero nunca del sol directo a través de un cristal. No las pongas junto a una ventana, ya que el vidrio podría hacer las funciones de lupa, y las plantas se quemarían.

jardinería fácil
Fuente: annabeljames

Iníciate en la jardinería fácil con suculentas y cactus

jardinería fácil
Fuente: Garden Trading

Son sinónimo de la jardinería fácil: plantas ideales para todos aquellos que “no tienen dedo verde”, ya que crecen sanas y hermosas con muy pocos cuidados. Se adaptan a cualquier sitio -dentro y fuera de la casa-, apenas ocupan y hay tal cantidad de variedades -pilea o planta china del dinero, sedum o cola de burro, planta rosario, etc.- que lucen también colgando del recipiente.

Eso sí, aunque precisan poca atención, es necesario emplear sustratos y abonos específicos para plantas crasas y deben recibir mucha luz y poca agua, ya que la guardan bien. Un buen drenaje que ayude a eliminar el exceso y una tierra similar a los de los cáctus… ¡Y vivirán felices!

Un pequeño huerto de aromáticas

jardinería fácil
Fuente: Pixabay

Las pantas aromáticas son una buena opción para adentrarte en la jardinería fácil y disfrutar mucho con la experiencia. Dan olor, color y se pueden usar en la cocina, ya que añaden sabor a nuestros platos.

Además, hay muchas variedades que puedes cultivar en el interior de tu casa, siempre que coloques las macetas en un lugar con luz. Por ejemplo, el cebollino, el perejil, el cilantro o la albahaca son cuatro de ellas que viven bien dentro del hogar.

Pero si tienes un balcón o una pequeña terraza, todavía podrás plantar muchas más. A la salvia, el orégano y la menta piperita les gusta mucho el sol, pero resisten perfectamente los fríos y necesitan un riego medio. La última también se puede cultivar en interior los meses invernales.

Planta bulbos de primavera

Los puedes cultivar durante diferentes épocas del año y florecerán a tope de color cuando menos te lo esperes. Además de que repiten dicha floración cada año. Los que has plantado en invierno, ya han empezado a brotar, pero si quieres tener flores en tu balcón durante el verano, es hora de cultivar los bulbos de primavera.

Desde finales de abril hasta junio se plantan agapantos, amarylis, begonias tuberosas, cañas de las Indias, dalias, gladiolos, azucenas, nardos y Ornithogalum umbellatum (estrellas de Belén).

Así se siembran amarylis y begonias

Fuente: Pixabay

Les gustan tanto los maceteros como la tierra del jardín, pero el sustrato debe ser arenoso y suelto, rico en materia orgánica, y aunque prefieren el sol, no está de más que les busques un emplazamiento con algo de sombra. Plantálos agrupando bulbos de la misma especie y a una profundidad que varía según el tipo de bulbos: a 5 cm amarylis y begonias. A 10 cm, calas, gladiolos, nardos…

En cuanto a los riegos, se debe mantener la humedad pero sin encharcamientos. Y fertilizando con algún abono de vez en cuando. Si sigues estos consejos, tendrás uno bulbos maravillosos durante el verano.

Ideas de jardinería fácil con niños

Fuente: Pixabay

A los pequeños de la casa les encanta los trabajos manuales y “meter” las manos ya sea en la masa, o en la tierra de tus macetas. Los trabajos de jardinería son una estupenda opción para que practiquen y aprendan sobre el cultivo y el cuidado de plantas y, además, lo pasen de miedo. Hay varias propuestas que pueden realizar y son muy gratificantes para ellos:

Transplantar a una maceta mayor

Fuente: Elle James

El comienzo de la primavera es una época perfecta para hacerlo. Deja que tus niños cambien una planta a un tiesto mayor cuando ya no quepa. Primero deben extraer con cuidado todo el cepellón, ahuecando la tierra por los bordes del recipiente. Han de tener preparada la maceta nueva con bolas drenaje o pequeñas piedras en la base.

Después añaden una capa de sustrato hasta algo más de un cuarto y solo queda introducir la planta. Hay que llenar con tierra hasta arriba, pero algo por debajo del borde superior para que no se vierta el agua al regar. Así de fácil.

Germinar legumbres y sembrarlas

Es una buena idea para que los niños puedan ver el proceso de crecimiento de una planta directamente, a través de un cristal. Cuando haya crecido lo suficiente, se transplanta a una maceta con tierra. Pueden “sembrar” alubias, garbanzos…

Necesitan un recipiente de cristal, llenándolo con algodón o con papel de cocina absorbente. Dentro se colocan dos o tres granos de legumbre y se humedece todo, sin llenar el vaso de agua, eso sí, hay que regarlo a diario. Poco a poco irán saliendo tallos y hojitas del garbanzo o la alubia, que se podrán plantar en un tiesto cuando ya estén grandes.

La jardinería fácil es un fantástico sistema para llenar las horas con trabajos productivos, que no solo te ayudan a pasar el tiempo, sino que mejoran tu estado de ánimo. ¿Se puede pedir más?