La edad en que nuestros hijos empiezan a ser conscientes de su cuerpo por primera vez, que se inicia el momento de dar sus primeros pasos, es tan importante para ellos como para nosotros. Ante sus frágiles y nuevos ojos se presentan mil posibilidades ya que su capacidad de desplazamiento los convierte en usuarios activos del espacio y esto fortalece, además de sus músculos, su capacidad de exploración sensorial: vista, oído, tacto y olfato, son ahora sus principales herramientas de juego. Ahora se enfrentarán al medio en donde han crecido y es fundamental darles las herramientas necesarias para que, antes de salir al mundo exterior, puedan disfrutar de esta importante etapa de afianzamiento y crecimiento.

Imagen 5

Un accesorio que permite que los niños reconozcan su campo de acción y entiendan la relación de su cuerpo con el ambiente es el caballito en movimiento FURA, de la casa japonesa de diseño LEIF-DESIGN PARK, que con una apariencia muy innovadora y llamativa, logra capturar su atención. Gracias a estar elaborado en aluminio es muy liviano y les permite moverlo con libertad. Está recubierto con poliuretano amarillo lo que le da suavidad al tacto y el color que lo caracteriza, y todos sus acabados son suaves y redondeados para asegurar el máximo confort de los infantes. Mayor información en la página Web www.leif-designpark.com.