El espacio de almacenaje es un valioso tesoro que, en muchas ocasiones y especialmente en ciertas estancias de la casa, hay que buscar con insistencia…
Las cestas son un elemento decorativo que últimamente se ha puesto muy de moda y que además de solución estética nos ofrece espacios extra de almacenaje. Si precisas de espacio de almacenaje y estás en busca de ideas prácticas y decorativas, a continuación puedes ver algunas ideas encantadoras para lograr ese objetivo utilizando cestas.

La parte de los pies de la cama suele ser una zona que queda desaprovechada y vacía. Si es tu caso, aprovecha al máximo ese espacio libre colgando algunas cestas; podrás utilizarlas para almacenar en ellas ropa, cojines, juguetes, revistas, etc. Una solución práctica y coqueta que, en un dormitorio, te ayudará a mantener el orden.

cestas en la cama

Si tienes en el baño o en cualquier habitación un perchero o colgador en el que no te caben todas las cosas, reserva alguno de sus ganchos para colocar una cesta. De esta manera contarás con algo más de espacio en ese perchero para colocar en él todo lo que necesitas.

 cesta colgada

Una gran cesta de mimbre a modo de baúl puede ser muy útil en el baño, ya que podrás utilizarla para colocar en su interior la ropa sucia o las toallas, mientas que por fuera la puedes utilizar a modo de asiento o para colocar en ella todos los elementos necesarios a la hora del baño.

cesta en el baño

En realidad cualquier rincón o espacio de la casa es ideal para decorarlo con una cesta, independientemente del tamaño y estilo de la misma… Además, esta opción siempre te aportará un espacio extra de almacenaje.