Siempre me hace feliz la visita inesperada de un amigo, cualquiera que sea. Pertenezco a un grupo de amigos, extenso, generoso y cariñoso. Todo el tiempo hay movimientos entre nosotros porque somos muchos y no es usual vernos con unos tanto como con otros. Pero somos amigos de los buenos y compartimos nuestra historia entre nosotros. Mi esposo y yo no nos conocíamos pero teníamos amigos en común así que tarde o temprano habríamos terminado compartiendo dos hijos, ahora sin perro.

Hoy recibí la visita inesperada de un amigo muy antiguo que casi nunca veo porque siempre está viajando, hablo de no parar de moverse entre ciudades pequeñas y grandes, cercanas y lejanas. Su trabajo le exige esa capacidad de movimiento y el está feliz o eso es lo que parece cada vez que le veo. También veo que cada vez está más guapo, siempre me gustó cuando jóvenes. Tuvimos un rollo, no digo más.

Acaba de llegar de china y me hizo un regalo increíble. No sé como se habrá cargado desde allá una silla preciosa de la casa de diseño MVW. Se llama SILK por la apariencia de su material, es de color rojo y tiene algunos motivos dorados y negros. Mayor información en la página Web http://www.design-mvw.com