Claves para acertar con la elección de la iluminación del salón

La iluminación es uno de las factores más importantes a la hora de decorar cualquier parte del hogar. La clave está en aprovechar al máximo la luz natural, pero cuando no es posible, es necesario contar con una buena iluminación artificial que ofrezca la luz necesaria para poder hacer vida en las distintas zonas de la casa. Aquí tiene cabida las Lámparas de techo, las lámparas de pie o los puntos de luz sobre algún objeto.

Dentro de las diferentes habitaciones de la vivienda, el salón es una de las más importantes, ya que lo solemos utilizar para descansar, estar en familia o ver nuestras series favoritas. Debido a esto, es importante que cuente con las lámparas y puntos de luz adecuados para sacarle el máximo partido. Por este motivo, hoy os queremos dar algunas claves que os ayudarán a iluminar de forma correcta vuestro salón.

Iluminación general mediante lámparas de techo

iluminación salón

A la hora de crear una iluminación general en el salón, el uso de las lámparas de techo desempeñan un papel fundamental. Se trata de elementos que además de iluminar, complementan cualquier estilo decorativo. La clave está en sabe elegir aquellas que mejor se adaptan a la decoración del salón, pero asegurándonos de que aportan toda luz que necesitamos para esta parte de la casa.

Como alternativa, podemos hacer uso de focos empotrados en un falso techo, o tal vez una mezcla de las dos. Es decir, si el salón es muy grande, se puede optar por una lámpara de techo en una determinada zona, por ejemplo encima de la mesa, mientras que en otra zona instalar focos.

Lámparas de pie para una iluminación ambiental

La clave de cualquier iluminación es conseguir un ambiente agradable en cada una de las zonas que pueda tener el salón. En este sentido, las lámpara de pie pueden ser nuestras grandes aliadas para conseguirlo. Por ejemplo, una zona de tertulia puede ser iluminada con este tipo de lámparas.

Al igual que en el caso anterior, es importante que elijamos aquella que combine con el resto de la decoración del salón para conseguir un estilo más homogéneo.

No olvidarse de la iluminación decorativa

Suele ser habitual que en los salones tengamos elementos decorativos que queramos destacar sobre el resto. Para ello, es importante hacer uso de algún tipo de iluminación que atraiga la mirada de los que nos visiten. En estos casos, se puede utilizar alguna pequeña lámpara colocada sobre la pared o próxima al objeto que queramos destacar. Si conseguimos acertar con ella, podremos conseguir un efecto muy especial en nuestro salón.

Iluminación directa o puntual

Contar con una iluminación puntual o directa es importante según el uso que le vayamos a dar al salón. Por ejemplo, en el caso de que lo utilicemos para leer de forma habitual, sería interesante contar con una luz especial para esto. En estos casos, lo recomendable es hacer uso de lámpara muy concretas y que están pensadas para un determinado objetivo. Aquí tiene cabida las lámparas de pie o una lámpara de sobremesa, por poner algunos ejemplos.

Uso de luces cálidas

Por último es importante hablar del tipo de luz que debemos utilizar en el salón. En el caso de la luz general, sería recomendable utilizar una iluminación cálida. Se trata de una iluminación que suele ser adecuada para la mayoría de las situaciones.

Acertar con la iluminación adecuada del salón no siempre es fácil, pero esperamos que con estas claves que os hemos dejado hoy, todo ese proceso os resulte mucho más sencillo.