Las cocinas compactas son alternativas muy buenas que puedes tener en cuenta en ambientes reducidos. Hoy te contaremos algunas de las características de las creadas últimamente, modelos de mini cocinas que se adaptan a las necesidades de la vida cotidiana.

Las cocinas compactas son las que cuentan con todo lo necesario en una especie de módulo, una única unidad. Gracias a su uso y su correcto diseño se podrá reducir notablemente el espacio que se dispone para la cocina. En la actualidad son cada vez más personas que se inclinan a elegir este tipo de cocina.

Cocinas compactas
Fuente: Cocinas.com

Son ideales para los dormitorios o estancias en donde se deba ahorrar espacio, para una oficina, local comercial. Se puede cocinar en ellas, calentar la comida. En los últimos tiempos se ha vuelto una excelente alternativa para equipar las residencias estudiantiles o para los pequeños apartamentos vacacionales.

En un comienzo este tipo de cocina estaban pensadas para ser usadas en la oficina, contando con un espacio de almacenaje, una pequeña nevera y también contaba con un microondas, pero esos modelos tenían la desventaja de no tener el espacio para la cocción, para preparar alimentos (claro está que en las oficinas no se necesitaba).

Ahora los modelos han cambiado, las neveras se agrandaron, lo mismo que las superficies para preparar los alimentos y las piletas para lavar los platos y las verduras.

Dentro de los diferentes modelos que podemos encontrar actualmente están los que simulan ser un mueble y dentro contar con todo lo que se requiere. Se pueden usar en los departamentos donde sólo se cuente con un salón, también se pueden usar en los dormitorios. Al abrirse estos muebles se convierten en mini cocinas con una vitrocerámica, una pila de agua, nevera y hasta un sitio para almacenaje.

Y por último nos referiremos a la creada por BK Designs, un modelo más retro que tiene la ventaja de contar con ruedas, para llevarla donde queramos. Un modelo ideal para una residencia de estudiantes.