Buenos días amigos, hoy os dejo este estupendo colgador infantil, para habitaciones  y dormitorios de niños.

La verdad es que es más fácil de hacer de lo que parece, pero necesita su tiempo si queremos que tenga un buen acabado.

Como ves este complemento  sirve para decorar y, además, para dejar algunas notas o bien para poner fotos, agarradas con pinzas.

decoracion

Como puedes comprobar cada cuadrado, realizado en chapón, simula a un animal.. de echo se ve un perro, un gallo, un dragón y.. eso sí, una persona.

Si quieres hacer este colgador infantil, basta con que tengas un trozo de chapón, también lo puedes hacer con un trozo de corcho.

Luego con una sierra o con un cúter, según el material, ve cortando cuadrados del tamaño que quieras.

A estos cuadrados les practicamos un agujero en cada esquina.. eso servirá para introducir el el alambre que los une.

Una vez que tengas los cuadrados listos, puedes incluso lijarlos un poco para que no tengan astillas.. los decoramos.

Esta parte es libre, puedes hacer lo que quieras. Si te fijas en la foto se ve como han utilizado fieltro para la cresta de la gallina. Luego se puede fijar con un poco de silicona.

Luego se ha pintado con pinturas de color la cara, un ojo y un poco de colorete para simular la cara.

Por último, para el pico, se le ha agregado una pinza pintada de naranja. Así se puede pegar con silicona y podremos utilizarla para poner unas fotos o alguna nota.

El dragón igualmente tiene una pinza pintada en color verde. La cresta es de cartulina verde esperanza.. solo se han recortado algunos triángulos y luego se ha pegado al cuadrado.

Por lo demás con rotuladores se le han hecho algunos puntos y luego se ha pintado el fondo de color verde.

Echa imaginación y crea tu propio adorno para el cuarto de los niños!

Foto: elhada