Te brindaremos algunos consejos para que puedas elegir correctamente los colores de tu cocina. En esta estancia de la casa la elección de los colores y su combinación puede ser muy amplia. Se pueden pasar por diferentes gamas y esquemas de colores.

Pare elegir el color debemos reflexionar acerca de diferentes temas: la cantidad de tiempo que se pasa en ella, quiénes disfrutan del ambiente, si es un lugar en dónde come la familia, el tamaño del ambiente y si se puede cambiar el tono de los muebles.

Tengamos presente que si elegimos un color demasiado intenso, como el amarillo o anaranjado la fatiga visual será demasiado alta. Los más adecuado sería elegir algún tono crema (blanca, beige) o colores suaves. Si no se pasa demasiado tiempo en la cocina el color no tendrá demasiada importancia.

Colores apropiados para tu cocina

Serán las personas que pasen mayor cantidad de tiempo en este ambiente quienes pueden opinar acerca del color de la cocina. Seguramente el ama de casa sea la que termina decidiendo.

El hecho de comer en la cocina implica que también sea usada como comedor, por lo tantos los colores que se usen deben fomentar la comunicación entre los integrantes, creando un clima armónico y un correcto apetito. Tengamos presente que el color anaranjado estimula el apetito y la interacción, el tono azul todo lo contrario.

Los colores de las paredes también pueden ser de ayuda cuando se requiera modificar las proporciones visuales. Los colores claros o fríos agrandan espacios y los tonos más oscuros o cálidos lo reducen.

En una cocina no será necesaria una decoración muy cargada, los muebles y los utensillos serán los encargados de darle un estilo diferente, por esa razón se debe tener en cuenta de qué color son y si se pueden combinar con las tonalidades que vayamos a elegir.

Entre los tonos que debemos evitar encontramos el negro y el rojo ya que darán la sensación de mayor calor. Los