Si buscas cabeceras diferentes y que llamen la atención, en el artículo de hoy te contamos como hacerlas de forma rápida, sencilla y con unos resultados muy atractivos.


Los materiales que necesitaremos serán los siguientes:

  • Un recorte de fibrofácil o cualquier madera blanda
  • Una sierra pequeña, manual o eléctrica
  • Tela elástica, lisa o estampada
  • Engrampadoragrampastachas
  • Guata

El primer paso es coger las medidas de la cama. Piensa en el ancho y el alto que nos gustaría dar a nuestra cabecera y procede. Al ancho le sumaremos algunos cm de más así asomará por ambos lados de la cama.

Cortamos la madera con las medidas que hemos tomado, agregando algunos cm de más como hemos acordado. Piensa que puedes hacer una cabecera de la forma que más te guste, por ejemplo triangular, rectangular, ondulada, redonda… etc.

Ahora vamos a tapizar el cabecero, para ello cortamos la tela de la misma forma que hemos realizado la cabecera. Recuerda dejar al menos 10 cm extra de tela para proceder al forrado. Con ayuda de la engrapadora unimos la tela a la madera por la zona de detrás.

Dejaremos un trozo sin unir para poder introducir la guata en su interior, luego rellenado cerramos el último tramo. Elige la tela de acuerdo a tus gustos y el mobiliario que tengas.