Elegir y combinar los estampados y colores adecuados a la hora de decorar no es una tarea fácil, más bien todo lo contrario.
Hemos de tener en cuenta, al menos, algunos detalles básicos para lograr con éxito nuestro propósito.

En cuanto a estampados debemos saber que como norma general:
– Los diseños o patrones similares entre sí no se complementan, al menos no en la inmensa mayoría de los casos.
– Si queremos pisar sobre suelo seguro en este aspecto y reducir las posibilidades de fracaso, podemos aplicar el clásico refrán que dice que “los polos opuestos se atraen”. Además lo podemos aplicar en todos sus sentidos… Si tenemos en cuenta la escala, diseños con grandes impresiones y diseños con impresiones pequeñas se complementan a la perfección. Y si tenemos en cuenta el tipo de estampado: cuadros con flores, flores con rayas, rayas con lunares, etc, también se complementan perfectamene.
– Si piensas mezclar varios tipo de estampados, contar con algunos puntos de descanso visual es conveniente. Por ejemplo, algún mueble o elemento decorativo en color blanco. Esto no sólo ayudará a descansar la vista, sino que además otorgará mayor protagonismo a los estampados.

Combinando estampados

En cuanto a los colores debemos saber que:
– A la hora de aplicarlos y mezclarlos es muy importante que al menos uno de los colores de los estampados coincidan, creando así una especie de vínculo que les une.
– Otra opción que funciona es combinar un diseño con otro que contiene su color análogo.
– Y sobre todo, no olvides la intensidad de los colores. Para que la combinación funcione debemos seleccionar la misma intensidad en todos los colores, de lo contrario correremos el riesgo de crear “estrés visual”. Sin embargo, si todos los colores cuentan con la misma intensidad, reinará la armonía.

Combinando estampados y colores