El comedor en conjunto con la sala de estar son las zonas de la casa donde pasamos más tiempo y convivimos más con nuestros seres queridos; son los almuerzos y cenas las ocasiones más propicias para compartir con ellos conversaciones y tiempo juntos.

Y a pesar de que en las casas pequeñas no se tiene una sala y un comedor por separado, la moda está volviendo para dividir estos ambientes, porque valorizan la separación de los espacios.

Hoy las propuestas que les presentamos es la decoración del comedor en blanco y negro. Puede no ser una novedad, pero este tipo de decoración tiene sus particularidades. Veamos entonces como la simple concentración de un color sobre otro pueden cambiar el ambiente.

Mucho Blanco

El blanco es un color muy frío y que transmite un poco la sensación de vacío si la división no posee algunos objetos y muebles que rellenen el espacio. Es común utilizar el blanco para “aumentar” el espacio de una división pues este color ayuda a la sensación de profundidad.

En un comedor en blanco y negro, la utilización en exceso del blanco podrá volver el ambiente poco confortable, especialmente si se trata de una decoración moderna. Pero la ventaja ineludible es que da la sensación de limpieza y pureza.

Mucho Negro

Normalmente son los hombres que tienen una mayor tendencia a espacios decorados en colores oscuros como el negro. Este color tiene la particularidad de volver los espacios mas tibios y pequeños y esto al mismo tiempo ofrece un espacio más confortable.

Encontrar el justo equilibrio

En este caso el equilibrio no se relaciona a tener la misma cantidad de blanco y negro en la decoración del comedor, pero si de encontrar lo que sea más adecuado. Dependiendo del tipo de ambiente que busca podrá tomar una u otra opción.

Nuestro consejo es que juegue con las tres piezas principales del comedor: mesa, sillas e iluminación. Opte por colocar una mesa importante y sillas visualmente más livianas o viceversa y escape de los conjuntos que no crean un punto de atención.