Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con este dormitorio infantil que ha sido aprovechado al máximo.

Digo esto porque, si os fijáis en la imágen, veréis que es bastante pequeño y de pocos metros cuadrados.

En la actualidad muchos de nuestros hogares son de habitaciones de espacio reducido, por ello tenemos que pensar y organizar todo lo necesario para esa habitación.

dormitorio

Lo suyo es que sepas con el espacio real que cuentas, saber para qué va a servir la habitación y hacer una lista con todo lo imprescindible.

en este caso se sabe que es un dormitorio para un bebé, por lo que por ahora necesitará una cuna.

Esta va pegada a la pared y tiene unos colores oscuros, dado que la pared y el resto de muebles es blanco, ayuda a contrarrestar.

Como ves la cuna va pegada  a la pared, como te he comentado, de esta forma tenemos más espacio para crear un pequeño pasillo.

La ropa de cama es de colores claros, perfecto para aportar luminosidad a la estancia que cuenta solo con una ventana.

En el suelo una alfombra, para vestir el piso queda fenomenal y pega con el resto de muebles.. ya que combina varios colores. El dibujo es bastante dinámico pero no llega a rayar.

Además, como es una estancia infantil, también puedes ver un pequeño cambiador situado en la zona de abajo.

Como no hay puerta ni presupuesto, ha sido añadida una tela que combina perfectamente con el resto de la habitación.

Además un bonito organizador luce en la pared, así se pueden ordenar los peluches de tu bebé.

Una cómoda para la ropa del pequeño y una lámpara se suman al conjunto, situado todo en la pared.

En la que queda libre, han sido puestos como decoración dos cuadros muy simpáticos. Por último la pequeña butaca mecedora, está situada justo al lado de la ventana donde hay más luminosidad.

Como no queda espacio para otro sofá o una silla, ha sido puesto un puff que igualmente combina muy bien.

Foto: apartmenttherapy