Una de las medidas más rápidas a tomar cuando no tenemos espacio en nuestro lugar de residencia, son los estantes. Las estanterías, baldas y estantes son pequeños recursos y grandes soluciones para la falta de metros cuadrados. Nos proporcionan un lugar, que no ocupa espacio, donde podemos albergar bastante contenido.


Cuando vamos a instalar algún accesorio como este en casa, debemos tener en cuenta los soportes. Estos tienen que ser fuertes y bien posicionados para que duren mucho tiempo y puedan soportar bastante peso.

Igualmente otro error que solemos cometer es no medir o no hacerlo bien, de esta forma quedan torcidos. Debemos asegurarnos que nuestros estantes estarán rectos y horizontales.

Para que no ocurran estas comunes errores, hoy en Decoración 2.0 os comentaremos brevemente una fácil y sencilla instalación para que nuestra operación salga perfecta.

Primero elegiremos el tipo de soporte de nuestros estantes, algunos ya vendrán con la pieza comprada otros deberemos de comprarlos nosotros. Estos pueden ser escuadras metálicas, de madera u cualquier otro. Elegimos el más resistente, dependiendo de la función de nuestro estante.

Los sistemas de adherencia a la pared son varios; entre ellos distinguimos los fijos, los amurados a la pared, al interior de un placard, cremalleras… etc. siempre elegiremos el que mejor se adapte al lugar donde serán colocadas las baldas.

Para su correcta instalación, con ayuda de un lápiz marcamos en la pared la altura a la que deseamos la balda o el estante, usaremos la ménsula como molde. Ahora perforamos un orificio en la pared, con ayuda del taladro y metemos el taco. El tipo de taco es distinto si nuestra pared es maciza o hueca.

Ahora colocamos el tornillo y este lo tomaremos como referencia utilizando el nivel; ahora fijaremos la mensula con los tornillos. Para poder poner la otra mensula tendremos que ubicar el estante un momento y ayudarnos del nivel.

Volvemos a repetir la misma acción para acabar de colocar la otra ménsula. Tendremos tantas de éstas como largo tenga el estante. Cuando se encuentren fijadas colocamos el estante y ahora sí, lo atornillamos a las mismas.


Como veis no es tan complicado. Un trabajo correcto dará muchos menos problemas con el paso del tiempo y su función será perfecta. Felices Fiestas!